Imagen de una calculadora.
photo_camera Imagen de una calculadora.

Jurídico

Cómo elegir una buena asesoría fiscal

Es mejor buscar una asesoría especializada en nuestro negocio

Hay cientos de asesorías fiscales, pero encontrar un buen profesional que domine estos temas no es sencillo. De este modo, es probable que antes de encontrar a un asesor que nos guste tengamos que pasar por varios.

Para encontrar el mejor a la primera, vamos a tratar de daros algunos consejos que os hagan la tarea más sencilla.

Hay que usar Internet

Gracias a Internet podemos encontrar sitios como asesoria-fiscal.org, una web que se dedica a comparar uno a uno los mejores asesores de Madrid y del resto de provincias españolas.

De esta manera, si estamos buscando una buena asesoría fiscal en Barcelonapodemos entrar a la web y ver las comparativas.

Es cierto que a la hora de saber si una asesoría es buena o no tendremos que trabajar con ella, pero con estas comparativas ya tendremos un buen filtro a partir del cual hacer nuestra elección.

Es mejor buscar una asesoría especializada en nuestro negocio

Todos los negocios tienen sus particularidades, de forma que la fiscalidad no es la misma y Hacienda no trata igual a un bar que a una farmacia.

Por eso, lo mejor es buscar una asesoría especializada en nuestro negocio, en especial si es algo novedoso como todo lo relacionado con el mundo de Internet, algo que no todas las asesorías controlan.

Si vivimos en Valencia nos será fácil encontrar una (en esta comunidad autónoma viven cientos de personas que se dedican a este sector), pero si vivimos en una ciudad pequeña tendremos que buscar y preguntar bastante.

Sea cual sea nuestro sector siempre debemos buscar un asesor que lo conozca. Si nuestro negocio es común o tradicional no nos será complicado.

Hay que elegir si queremos una asesoría conservadora o agresiva

Las asesorías fiscales pueden ser conservadoras o agresivas a la hora de llevar nuestra relación con el fisco.

A nosotros nos toca decidir lo que queremos y una asesoría no es mejor o peor por optar por una de las opciones, que siempre tenemos que elegir nosotros.

En la conservadora vamos a pagar más impuestos, pero a cambio sabemos que será complicado tener problemas con Hacienda, mientras que en la agresiva nos ocurrirá lo contrario.

Mejor si tiene oficina física

Lo más cómodo es hacer todas las gestiones con nuestra asesoría fiscal de manera online, pero siempre es mejor que tenga una oficina física a la que podamos acudir.

Los problemas se solucionan mejor cuando hablamos cara a cara y el tener siempre el mismo asesor fiscal también ayuda, pues agiliza todos los procedimientos.

Aunque elijamos una asesoría fiscal de otra ciudad distinta a la nuestra, es mejor que escojamos una oficina en la que nos atiendan de manera presencial.

Una buena asesoría mostrará interés por nosotros

El paso a las gestiones online ha hecho que las relaciones se enfríen mucho, pero lo cierto es que una asesoría fiscal de calidad se interesará por nosotros y por nuestro negocio.

Nos llamará para interesarse en qué nos pueden ayudar, para avisarnos de cambios en las leyes que nos afecten, nos explicarán cómo mover nuestro dinero para pagar menos dentro de la legalidad, etc.

Si nuestro asesor se limita a presentar los documentos que vamos dando es mejor que cambiemos de asesoría.

Elegir una asesoría fiscal de confianza no es sencillo. Por suerte, hay páginas que las comparan, lo que hará que podamos escoger mejor ayudándonos de los consejos que hemos visto a lo largo del artículo.

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?