Judicial.
photo_camera Judicial.

Jurídico

Como proceder de forma legal con un inquilino moroso

Esta preocupación se suma a un hecho que han sufrido durante mucho tiempo los propietarios

La nueva ley de vivienda ha generado en muchos propietarios dudas sobre el impacto que pueda tener la legislación sobre los alquileres de inmuebles. Esta preocupación se suma a un hecho que han sufrido durante mucho tiempo los propietarios: el impago de alquileres. Si estás pensando en alquilar tu inmueble, te conviene saber cómo enfrentarte a inquilinos morosos.

Cuando un inquilino no paga la renta

Toda persona que alquila un inmueble se compromete a pagar la renta a tiempo. Si un arrendatario incurre en impagos, lo más apropiado sería que como inquilino te asesores con un experto de tuabogadoinmobiliario.com. Por ejemplo, quizás te recomienden medidas preventivas para evitar inquilinos morosos.

Algunas de estas medidas incluyen la redacción de un contrato de arrendamiento que posea cláusulas bien detalladas sobre cómo procederás ante el impago de la renta. También es conveniente conocer en profundidad a quién se alquilará el piso o vivienda.

Conocer al inquilino debe ir más allá de saber sus nombres y datos de contacto. Lo más recomendable sería consultar con anteriores arrendadores o referencias laborales. De esta manera, sabrás a quién alquilas el inmueble y si existen riesgos de morosidad.

Ahora bien, cuando el inquilino ya ha incurrido en impagos, es posible que el abogado te recomiende intentar por la vía conciliatoria llegar a un acuerdo con el arrendatario, para obtener el pago de la renta. Si esta estrategia no funciona, entonces habrá que acudir a instancias judiciales para evitar que el inquilino se quede en el piso.

Pasos legales para echar un inquilino moroso

Hay quienes se han arriesgado a echar a los inquilinos deudores por vías ilegales. Por ejemplo, contratan empresas con métodos agresivos para asustar a los inquilinos, cambian cerraduras cuando los habitantes del inmueble están fuera o cortan los servicios básicos como medidas para ahuyentar al deudor.

Estas medidas serían contraproducentes para el propietario, e incluso pueden acarrear consecuencias legales graves. Por eso, se recomienda dar los pasos legales correspondientes para lograr deshacerse de inquilinos que no pagan.

El proceder legal cuando un inquilino no cumple con su obligación financiera comienza con una comunicación escrita. A este respecto, tu abogado redactará un burofax que incluye el monto adeudado por el impago y los plazos que tiene el inquilino deudor para pagar sus deudas. Una vez cumplido tal plazo, se procede a instaurar de manera formal una demanda para el desahucio.

Cuando la demanda es admitida, se otorgarán diez días para que el inquilino de una respuesta, o de lo contrario, el trámite continuará. La respuesta del inquilino pudiera ser el desalojo de la propiedad o el pago de las rentas atrasadas. También es posible que el demandante se oponga al proceso judicial, si el propietario no ha llevado a cabo el proceso de conciliación a través del burofax.

 

Si no existe una conciliación a este punto, entonces el abogado sugerirá interponer orden de desahucio para el inquilino. Lamentablemente, este es un proceso tardío y en ocasiones no se logran los objetivos deseados, que sería la recuperación del dinero adeudado. Es posible que se resuelva el asunto en un aproximado de ocho meses.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?