Concursos de personas físicas
photo_cameraConcursos de personas físicas

Jurídico

Los concursos de personas físicas, un mecanismo legal cada vez más demandado

Los concursos de personas físicas se han erigido, desde su entrada en vigor por la vía civil en 2015

Las dificultades financieras a las que cualquier persona puede llegar en una situación económica como la actual necesitan de soluciones reales. Los concursos de personas físicas se han erigido, desde su entrada en vigor por la vía civil en 2015, como una forma de reestructurar las deudas para disfrutar de una segunda oportunidad.

Es un mecanismo ideal para cuando no se puede hacer frente a las deudas y se quiere evitar un auténtico drama si se ejecutan las garantías, como la pérdida de la vivienda familiar. Es un proceso complejo que requiere de asesoramiento jurídico especializado, como estos abogados en Barakaldo, para conseguir superarlo con éxito.

Un proceso lento y con bastantes requisitos

Desde la modificación de la Ley Concursal se ha regulado los concursos de acreedores para personas físicas. A pesar de ello, todavía es un proceso lento y que implica un buen número de requisitos para poder optar a la reestructuración de deudas. Por ello, muchas personas se terminan desanimando y lo dan por imposible.

Es importante no desesperar en el intento y contar desde el primer momento con un abogado de confianza que guíe todo el proceso hasta conseguir el resultado deseado. Algunos de los requisitos son obrar con buena fe para que el concurso no declare culpable al afectado, que no cuente con sentencias en firme por determinados delitos o que haya intentado antes de solicitar el concurso alcanzar un acuerdo extrajudicial para afrontar los pagos.

Tras este proceso, el deudor puede eximirse de buena parte de sus deudas de manera provisional e incluso conseguir la exoneración total del pasivo insatisfecho en algunos casos. Existen plazos en la Ley Concursal que permiten eximirse de las deudas de manera definitiva. De cualquier modo, cada caso es único y se debe trazar una estrategia legal de manera personalizada.

Un marco legal con precedentes en Europa

Los concursos de personas físicas son habituales desde mucho antes en otros países europeos. En Francia se estima que unas 50 000 personas al año se acogen a este mecanismo, unas 130 000 en Alemania y unas 150 000 en Reino Unido, el país donde se encuentra más extendido.

Los juzgados civiles de nuestro país han ido comprobando el incremento en la solicitud de concurso de acreedores desde su entrada en vigor. A medida que se ha ido haciendo más popular y se han ido simplificando los trámites, más personas se han acogido a este mecanismo legal.

Las consecuencias tras el aplazamiento de las deudas suelen ser una detención total e inmediata de los embargos en las cuentas o de las ejecuciones de desahucios, por citar algunos ejemplos. También son comunes las quitas de deuda, pero la regla general que se viene aplicando es la exoneración de la mitad del importe adeudado.

En definitiva, los concursos de acreedores para personas físicas permiten a personas en situación de insolvencia conseguir aplazamientos y quitas de deudas para lograr una segunda oportunidad necesaria para salir adelante en momentos económicos complicados. Un mecanismo legal complejo que necesita de asesoramiento legal.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes