Despido
photo_camera Despido

Jurídico

¿Qué hacer en caso de despido?

¿Qué tipos de despido existen?

El shock al que hay que hacer frente en caso de despido hace que, en la mayoría de los casos, el trabajador se sienta aturdido, sin saber exactamente qué hacer ante esta situación que suele ser bastante dramática. El asesoramiento de un abogado laboralistaserá lo más aconsejable, puesto que el abogado le asesorará sobre si hay que impugnar el despido o se tiene que asumir la orden del empresario. En cualquier caso, contactar con un abogado laboralista es la mejor de las soluciones. 

Últimas noticias

El derecho laboral es el encargado de regular las relaciones que se establecen entre empleados, empresarios, asociaciones sindicales y el propio estado. Será, por tanto, el abogado laboralista el profesional más capacitado para intermediar en los casos de despido y en los demás asunto laborales. 

La necesidad de recurrir a dichos profesionales laborales es determinante para acertar en las acciones que se han de tomar, puesto que cada caso de despido deberá ser estudiado con detenimiento. 

El vídeo del día

Los combates en la Franja dejan cerca de 70 muertos en Gaza y 7 en Israel

¿Qué tipos de despido existen?

Un despido no es más que la decisión que toma el empresario de poner fin a la relación laboral que se mantiene con un trabajador. Existen dos clases de despido, objetivos y disciplinarios. Por otro lado, existen excepciones, como los despidos colectivos; ERTE,s y ERE,s.

Despido objetivo

El despido objetivo es aquel por el que se extingue el contrato de trabajo debido a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Las causas que justifican el despido vienen establecidas en el art. 52 del Estatuto “Extinción del contrato por causas objetivas".

Despido disciplinario

En este caso se trata de la situación en la que el empresario decide poner fin al contrato debido a un incumplimiento grave y culpable del trabajador. Su regulación se encuentra definida en el art. 54 del Estatuto de los Trabajadores.

ERTE

El Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) es una autorización temporal para que una empresa pueda suspender uno o varios contratos de trabajo durante un tiempo determinado. Mediante el ERTE las empresas estarán exentas de pagar el salario a los trabajadores.

ERE

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) es un despido colectivo en el que el empresario decide dar por finalizado el contrato laboral de un elevado número de trabajadores. La razón se enmarca dentro del Despido Objetivo.

¿Cuándo tiene derecho el trabajador a una indemnización por despido?

Con el Despido Objetivo se tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo equivalente a 12 mensualidades. En cualquier caso, hay que notificárselo al trabajador con un mínimo de 15 días de antelación, independientemente a la causa del despido.

Si se trata de un despido disciplinario, no se tendrá derecho a indemnización. Hay que recordar que para que la empresa lleve a cabo el despido disciplinario se tiene que ajustar a una de las causas del art. 54.2 ET.  Ejemplos de esto pueden ser por exceso de faltas injustificadas del trabajador, desobediencia en el trabajo, acoso del trabajador, disminución voluntaria del rendimiento del trabajo, abuso de la confianza del trabajador, etc.

No obstante, y en cualquier caso, todo trabajador tiene derecho al finiquito, esto es las cantidades ya generadas por su trabajo, pero no abonadas por la empresa, normalmente la parte proporcional de vacaciones y pagas extraordinarias. El finiquito es obligatorio, y el trabajador tiene derecho a percibirlo, tanto si el despido es improcedente como si es procedente.

¿Qué hacer si la empresa despide al trabajador?

Como ya se ha comentado, si la empresa despide a un trabajador se recomienda acudir a los abogados especialistas en despidos para recibir asesoramiento jurídico lo más rápido posible y saber, de esta forma, si se debe o no impugnar el despido. Además, es la mejor manera de conocer de primera mano la indemnización que se tiene derecho a percibir.

En cualquier caso, se tendrá que prestar especial atención a la carta de despido, en ella se detallan las causas de esta decisión (objetivo, disciplinario o colectivo). Así mismo, la empresa tiene la obligación de avisar al trabajador con 15 días de antelación al despido (a excepción del despido disciplinario).

Es fundamental que esta carta se presente por escrito, y que la vea un abogado laboralista para comprobar que todo está correcto. Es de vital importancia controlar los plazos en derecho laboral, y es qué si la carta está mal redactada o no cumple con todos los requisitos legales, el trabajador se verá beneficiado de los errores de la empresa. 

¿Qué hacer si un trabajador no está de acuerdo con el despido?

En este sentido y llegados a tal extremo, es muy importante que el trabajador no firme la carta de despido que le entregue la empresa si no lo considera correcto. Es importante que cuando se le entregue la carta de despido al trabajador, no la firme y manifieste por escrito "No conforme". Es la acción más recomendada y la que surtirá mejores efectos para el trabajador en caso de impugnar su despido.

¿El trabajador puede impugnar el despido y reclamar indemnización?

Sí, el trabajador tendrá derecho a reclamar la indemnización que le corresponda por los años trabajados en la empresa. Según si el despido es procedente, o ajustado a derecho, o improcedente, y no ajustado a derecho, dependerá la cantidad a percibir como indemnización.

El trabajador podrá impugnar el despido ante los Tribunales laborales mediante una demanda judicial de despido. Es importante saber que el trabajador tan solo tendrá 20 días hábiles desde la notificación de su despido para impugnar el despido y reclamar la indemnización que le corresponda.

En cualquiera de las situaciones citadas en el artículo, recomendamos contactar con un despacho de abogados especialistas en derecho laboral, como Forcam Abogados, puesto que estudiarán su caso concreto y le podrán atender telematicamente y presencialmente en cualquiera de sus oficinas ubicadas en: Barcelona, Tarragona, Reus y Tárrega. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes