Abogados en internet
photo_camera Abogados en internet

Jurídico

¿Cómo puedes aprovechar Internet para generar negocio para tu despacho de abogados?

Los letrados tienen múltiples opciones para captar clientela a través de Internet

Aunque todas las empresas, negocios y profesionales pueden libremente publicitarse, los Abogados tienen  que obedecer las normas deontológicas de su profesión para poder hacer campañas de marketing para captar nueva clientela.

Según el artículo de 25.1 EGAE y el art. 6 del Código Deontológico de la Abogacía dice que se podrá realizar libremente publicidad de los servicios profesionales de la abogacía siempre y cuando se cumpla con una serie de requisitos:

●        1) Los letrados deben respetar la legislación y el código Deontológico de la Profesión.

●        2) La publicidad respetará, en todo caso, la independencia, libertad, dignidad e integridad de esta profesión.

●        3) Deberá indicarse el Colegio Profesional al que se pertenece.

●        4) Deberán responder a la posesión de títulos académicos o profesionales.

●        5) La publicidad no puede contener elementos que vulneren el Secreto profesional.

●        6) No puede incitar la confrontación o litigios.

●        7) No se puede ofertar publicidad directamente a las víctimas de catástrofes, calamidades públicas u otros sucesos que hubieran producido un número elevado de personas afectadas (hasta transcurrir 45 días del acontecimiento).

●        8) No puede hacer referencia de clientes sin su autorización expresa de los mismos.

A pesar de tener todas estas restricciones, este colectivo profesional aún puede realizar múltiples estrategias para captar clientes en Interne. Comencemos por las más fáciles:

1) Crea un perfil en Google My Business.

Sin duda, la herramienta más sencilla y rápida para captar nueva clientela es crear diferentes fichas de empresa en los distintos buscadores. Los más conocidos son “Google My Business" y “Bing".

Recomendamos que en España se potencie especialmente “Google My Business" ya que el buscador Google es el más usado por los usuarios.

Además, desde esta ficha empresarial podremos ser rastreados en los mapas (p. ej. Google Maps) y los clientes tendrán rápidamente nuestros datos para contactar con nosotros y saber llegar a nuestros negocios.

Asimismo, esta red social permite compartir contenido. Ya bien sean ofertas, novedades, eventos, e incluso artículos que creemos dentro de nuestro blog en caso de tenerlo.

En caso de no disponer de una página web, “Google My Business" nos permite crear una pequeña web pagando únicamente el nombre de dominio .com. o .es que viene a costar unos 12€ para que nuestros clientes puedan acceder de una forma más sencilla e incluso para poder tener correos corporativos abogado@elnombredenuestrodespacho.com

2) Desarrolla una web y haz SEO e invierte en PPC

Si bien Google My Business es la forma más fácil de conseguir clientes, únicamente nos servirá para salir bien posicionados en el SEO local, es decir en búsquedas geográficamente cercanas a nuestro despacho. Si queremos ir un pasito más allá es recomendable crear una página web atractiva y que al mismo tiempo tenga usabilidad, pero sobre todo, tenemos que posicionarla en los buscadores para poder conseguir visitas. Aquí es donde resulta altamente recomendable contar con una agencia especializada en marketing jurídico y no escatimar recursos.

La página web debe contener una estructura interna perfectamente optimizada para los buscadores y para los usuarios. Tantos unos como otros deben encontrar nuestros contenidos de una manera eficaz e intuitiva. Una vez que tengamos optimizada la web, tendremos que realizar campañas de SEO y SEM para atraer tráfico a nuestra web.

El SEO son un conjunto de estrategias para posicionar nuestros contenidos en los buscadores de forma orgánica, “sin pagar por ello", básicamente se trata de generar contenidos útiles para nuestros potenciales clientes así como conseguir menciones y referencias en otras páginas web como por ejemplo redactando artículos de colaboración para otros medios.

En otra, el SEM o mejor dicho PPC, es una estrategia de pago directo en los buscadores para aparecer en las primeras posiciones. Cuando dejamos de pujar por esas palabras, dejamos de aparecer en los buscadores. De ahí que lo ideal sea combinar tanto el SEO como el PPC.

Esta suelen ser la estrategia que mejor suele funcionar a los despachos y por supuesto que bien implementada, genera negocio. Aunque también puedes perderlo todo si se invierte de forma errática.

Los pasos para iniciar la andadura en el márketing online para abogados serían:

1.     Alta en Google My Business y Bing Places for Business

2.     Generar una web y un blog donde publicar consejos para los usuarios.

3.     Organizar diferentes categorías en el blog, concretamente una vinculada para cada servicio. Ej. Derecho de Familia, Derecho Penal…  

4.     Cada entrada del blog, debería estar vinculada a una categoría y dentro del contenido se inserta un enlace interno al servicio que esté relacionado con ese artículo. De esta manera potenciamos en linkbuilding interno hacia las páginas que pretendemos posicionar.

5.     Gracias a esta estrategia potenciamos el SEO de nuestro sitio web y, eventualmente, creamos campañas de SEM en determinados momentos del año. Por ejemplo, en enero el SEM es económico (muy poca demanda de anunciantes) y podemos anunciar servicios como reclamaciones a consumo.  

3) El Videoblog

Otra forma de captar clientela es creando un canal donde alojar vídeos profesionales. Puede alojarse en un servidor interno, en YouTube, Vimeo… Nosotros recomendamos Youtube por su mayor difusión.

Lo importante de esta estrategia del marketing es crear una relación entre usuario y empresa. Es una estrategia que permite conectar con la audiencia y que éste tenga sentimientos hacia el conferenciante.

Si creas buenas sensaciones, puedes atraer personas para que contraten vuestros servicios.

Las ventajas de esta estrategia son las siguientes:

●        Conectas con emociones de los usuarios.

●        La creación de contenido es más rápida de elaborar. Muchas veces puedes improvisar delante de la cámara.

●        Puedes crear vídeos en directo, contestando las preguntas de tus seguidores.

●        Potencias la oratoria, algo esencial en la Abogacía.

●        Las grandes plataformas (YouTube y Vimeo) permiten enlazar a tu página web en cada vídeo.

●        Se trata de una estrategia perfectamente compatible con las dos estrategias anteriores.

En cambio las desventajas son menos:

●        Hay que saber tratar vídeos.

●        No todos los profesionales se sienten cómodos al ser grabados por una cámara.

●        El contenido normalmente lo alojamos en plataformas (YouTube y Vimeo). Por tanto, si las normas cambian dentro de esa plataforma tendremos que adaptarnos a las mismas.

4) Redes Sociales

Las Redes Sociales es otra forma de captar clientela. Podemos publicar contenidos de forma rápida y periódica. Existan muchas redes sociales y cada una de ellas tiene un lenguaje propio y personalizado.

Tenemos que indicar que no es bueno estar presentes en todas ellas, ya que, de lo contrario, necesitaremos más personal para gestionar todas las cuentas. Ten en cuenta que si apareces en una red social es para que interactúes con la audiencia y crees contenido con regularidad.

En el caso de la abogacía, se debe apostar por LinkedIn, una red especializada en el sector profesional. De esta manera, permitirá conectar con otros profesionales del sector (p. e. economistas, abogados, asesores fiscales y laborales) para establecer colaboraciones. Además, podemos ofrecer nuestros servicios a todas las empresas que estén presentes en esta red social.

Sin embargo, si somos abogados de familia o penalistas, también es aconsejable que combinemos esta estrategia con otras redes sociales (p. ej. Facebook, Instagram, Pinterest, Twitter, etc.), ya que nuestro público objetivo fundamentalmente son particulares. En cambio, si somos un despacho especializados en Derecho administrativo o en derecho Financiero y Tributario, normalmente nuestro público objetivo son empresas.

5) Registrarse en directorios especializados en Abogacía

Finalmente, el letrado que desee captar más clientela para su negocio puede darse de alta en directorios de abogados o marketplaces jurídicos.

Es otra forma de captar clientela, pero hay que tener mucho cuidado, ya que muchos de estos directorios exigen una membresía anual o trimestral desorbitada. Nuestra recomendación es que pruebes la fase gratuita de todos ellos y te quedes con el que más o los que más te convenzan.

Pese a que a veces se anuncia que el abogado recibirá clientes, lo que realmente se recibe son leads para realizar un presupuesto, es decir, potenciales clientes o interesados. Es por ese lead (nombre, contacto y problema que tiene el potencial cliente) por lo que el abogado suele pagar al directorio. El cierre del presupuesto o propuesta ya depende de una negociación interna entre el abogado y cliente. Aunque no todos funcionan de la misma manera e incluso hay algunos totalmente gratuitos como Iuris NOW.

Conclusiones

Como puede apreciarse en estas líneas, los letrados tienen múltiples opciones para captar clientela a través de Internet.

No podemos decir cuál de ellas es la más aconsejable, ya que todo depende de las circunstancias del despacho, del presupuesto que dispone y de la imagen que desee proyectar.

Lo que si podemos decir que el abogado debe transmitir una serie de virtudes para captar clientela a través de Internet:

●        Confianza: es un valor importante en la Abogacía. Para ello, es aconsejable que aporte datos identificativos y enseñe su rostro.

●        Escuchar y comunicar: debe transmitir que sabe escuchar al cliente. Para ello, es bueno que interactúe con la comunidad, escuchándola y satisfaciendo sus necesidades.

●        Saber resolver problemas incluso adelantándose a los mismos. Gracias al blog o a los vídeos puede transmitir cómo solucionar determinados problemas.