Compromiso con la infancia
photo_cameraCompromiso con la infancia

Jurídico

Desarrollo: Marruecos reitera su compromiso con la infancia

Marruecos se comprometió firmemente a favor de la infancia firmando la Convención Internacional de los Derechos del Niño

En 1990, Marruecos se comprometió firmemente a favor de la infancia firmando la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CIDE). Desde entonces, el Reino Jerifiano no ha cesado de consolidar su arsenal legal a favor de los niños. La 16ª Edición del Congreso Nacional de Derechos del Niño (CNDE), organizado en Marrakech del 20 al 23 de noviembre por el Observatorio Nacional de Derechos del Niño (ONDE), ha sido una oportunidad para reiterar dicho compromiso y constituye  a este respecto una nueva etapa importante para Marruecos. Expertos y actores internacionales de la infancia se han reunido en cónclave para replantear sus acciones y elaborar recomendaciones con vistas a fomentar una nueva hoja de ruta nacional adoptada y firmada el 23 de noviembre en Marrakech por el conjunto de las partes interesadas. 

Reconociendo la importancia capital que representan los derechos del niño en el desarrollo de Marruecos, así como la magnitud del desafío planteado por los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la agenda 2030 de las Naciones Unidas, la ONDE quiere abrir una nueva secuencia ambiciosa para la infancia en el Reino.  Bajo el Alto Patrocinio del Rey Mohammed VI, esta 16a edición del CNDE fue una ocasión para  hacer el balance sobre las realizaciones y los desafíos que hay que superar.

El niño en tanto que prioridad nacional

De hecho, durante las tres primeras jornadas del evento, los departamentos ministeriales, las instituciones nacionales e internacionales, la sociedad civil, el parlamento infantil y el sector privado tuvieron que debatir sobre el  recorrido de Marruecos, las limitaciones y los desafíos persistentes y elaborar las principales recomendaciones sobre los 4 ámbitos que son el derecho a la salud, a la educación, a la protección y a la participación.  Los mecanismos de seguimiento y los enfoques de gobernanza del sector de la infancia han sido igualmente objeto de debate: Presupuesto Sensible al Niño (BSE), políticas territoriales, Asociación Pública Privada (PPP) y cooperación Sur-Sur-Norte (SSN). Además, los expertos reunidos por la ONDE tuvieron que abordar la problemática del déficit de la oferta de atención a los niños en situación difícil, y la cuestión de la discriminación, la violencia, el abuso y la explotación que constituyen los mayores retos, como el trabajo de los niños.

Así, frente a dichas grandes problemáticas, se firmó un Pacto Nacional en el momento de la clausura de dicha 16a edición del CNDE y  permitirá al Reino hacer del niño una palanca de desarrollo para acompañar sus ambiciones económicas, políticas, sociales y culturales, de cara a 2030. Ante su Alteza Real la Princesa Lalla Meryem, Presidente efectivo de la ONDE y en presencia de una gran delegación internacional y de Naciones Unidas, el Presidente de la Cámara de Representantes,  los miembros del Gobierno, los consejos constitucionales y la sociedad civil, se han comprometido en una acción concertada y participativa  que tiene por objetivo integrar las necesidades efectivas de la infancia en las políticas públicas. Este enfoque, anuncia en efecto el nacimiento del Pacto Nacional Para el Niño. En este contexto, las principales recomendaciones recogidas, consagradas en esta nueva hoja de ruta, deberán irrigar el cuerpo de doctrina de las políticas públicas relativas a la infancia en la próxima década.  

Dimanante de las recomendaciones de las primeras jornadas del CNDE, el Pacto Nacional para el Niño incluye los compromisos operacionales de cada actor implicado en este campo, mediante un nuevo enfoque basado en los resultados y que tiene por meta final hacer del niño una prioridad nacional. Dicho enfoque integra también en sus fundamentos la noción de las necesidades efectivas que deberán surgir en las políticas públicas relativas a la infancia.   

Un pacto multidimensional

En el plan legislativo y judicial, el Ministro de Justicia se ha comprometido a reforzar los dispositivos alternativos de la protección de los niños privados de familia y que se encuentran en situación difícil. Además, la Presidencia del Ministerio Fiscal, en colaboración con la ONDE, se ha comprometido a introducir programas y formaciones para asentar el interés superior del niño en la práctica judicial.      

Por otra parte, los Ministerios de Sanidad, de Educación y de Interior deberán enfocarse en la reducción de las disparidades y las desigualdades de acceso a la educación, a la salud y a los servicios públicos de manera general en lo relativo a la primera infancia. En el ámbito institucional, una plataforma de coordinación y un presupuesto sensible al niño serán establecidos por el Ministerio de Hacienda y  la ONDE con el objetivo de mejorar la gobernanza del sector de la infancia y fomentar el esfuerzo público. En lo relativo al derecho a la participación, el Parlamento del Reino de Marruecos se ha comprometido a implicar y consultar constantemente el Parlamento Infantil para cualquier legislación que afecte al niño. Por último, en el ámbito cultural, el pacto nacional deberá servir como referencia a las autoridades en lo relativo a la sensibilización y a la promoción de una visión renovada del niño para hacer de él una prioridad y una riqueza nacional.

Finalmente, la ONDE, en asociación con el Alto Comisionado para el Plan (HCP), se ha comprometido para el establecimiento de un Observatorio de la Infancia destinado a determinar el conjunto de las partes interesadas, las acciones y los programas dirigidos a la infancia en Marruecos con el objetivo de orientar en condiciones óptimas la toma de decisiones relativas a la infancia.        

Esta ceremonia de clausura de la 16a CNDE ha sido igualmente marcada por la entrega a su Alteza Real la Princesa Lalla Meryem, del premio «  UN Champion Generation Unlimited » por un representante del Sr. António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, en reconocimiento de sus 30 años de compromiso personal con los Derechos del Niño. Este premio deberá permitir una mejor sinergia de los actores marroquíes y de los grandes actores internacionales para acelerar la realización de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).     

Así, la ONDE quería reunir a los actores de la infancia para una acción concertada, participativa y multidimensional y para que se encarguen de este nuevo pacto. Por lo tanto, el Reino tendrá que hacer frente al desafío más allá del marco teórico, haciendo efectivas las medidas de esta nueva hoja de ruta y catalizando así las acciones futuras de los actores de la infancia para la década 2020-2030.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes