Jurídico

Primeros pasos a seguir tras sufrir un accidente de tráfico

La DGT pronostica para este año una subida del índice de siniestralidad una mayor mortandad antes de que finalice el verano, ¿Sabemos cómo actuar si somos víctimas de ellos o familiares de ellas? Aquí detallamos algunas recomendaciones básicas para que los efectos del accidente sean menores de lo habitual

La DGT registra un total de 102.000 accidentes mortales al año, siendo un impacto para las familias de las víctimas y también para aquellas personas que sobreviven a los accidentes de tráfico. Cabe resaltar la creciente preocupación respecto a los descuidos durante la conducción, especialmente por el uso de dispositivos móviles entre la población más joven, que originó la muerte de alrededor de 500 personas durante el año pasado.

La Dirección General de Tráfico se dispone a llevar a cabo una serie de medidas para paliar la siniestralidad como resultado de las 62 víctimas que se han cobrado durante las dos primeras semanas de agosto en las carreteras españolas, lo que significa un preocupante aumento respecto al año pasado.

Pero, aparte de las cifras de este año y la prevención, cada vez son más frecuentes y cobran mayor protagonismo la campañas y las recomendaciones destinadas a paliar en la medida de lo posible los efectos del accidente, una fase posterior en la que el damnificado debe contar con un respaldo doble: el jurídico y el sanitario.

Con el fin de que dichos efectos sean los menores posibles, éstas podrían ser unas recomendaciones básicas para las víctimas y sus familiares.

1. Ir a urgencias en el mismo momento que se produce el accidente. Por supuesto, si no recibimos asistencia en carretera por la naturaleza de las lesiones, es recomendable asistir de forma inmediata a urgencias en caso de sufrir un accidente de tráfico aunque no sintamos molestias en el momento ya que en muchos casos estas lesiones suelen aparecer después. Sin el informe médico, las compañías de seguros pueden no realizar la indemnización por indemnización de tráfico correspondiente.

2. Solicitar la baja laboral. Al sufrir una lesión no podemos desempeñar nuestro trabajo por lo que tendremos que solicitar la baja laboral. A razón de los días de baja, las compañías de seguros calculan la indemnización. Las personas que hallen en situación de desempleo también deben acudir al médico y solicitar la baja. La ley no exige que para indemnizar los días impeditivos se deba estar activo laboralmente.

3. Iniciar el proceso de rehabilitación. La cuantía de la indemnización se calculará en función de la gravedad del accidente, es recomendable asistir a rehabilitación hasta que las molestias hayan desaparecido por completo.

4. Buscar servicio de profesionales para reclamar la indemnización. Las aseguradoras tienen convenios colaborativos entre ellas, miran por sus intereses e intentan reducir al máximo el importe de las indemnizaciones, los accidentados suelen asesorarse con su propia compañía y reciben una indemnización, en la gran mayoría de los casos menor de la que le corresponde.

5. Acudir a un despacho con abogados y médicos especializados en accidentes. Un despacho especializado podrá garantizar una indemnización adecuada a sus lesiones. Es importante el asesoramiento legal desde el primer momento del accidente. En la mayoría de los casos, las víctimas de accidentes de tráficos recurren a las aseguradoras para tramitar la asistencia médica y jurídica para reclamar su indemnización, aunque es recomendable acudir a especialistas para recibir un mejor asesoramiento ante este tipo de situaciones.

Aunque indudablemente el seguimiento médico y de rehabilitación, es importante recibir el asesoramiento legal adecuado desde el primer momento para poder percibir una indemnización correspondiente a las lesiones.

Los abogados de Confía, especializados en accidentes de tráfico, afirman que un gran porcentaje de las víctimas no reciben la cuantía real, debido a los convenios colaborativos entre las aseguradoras, quienes pactan la indemnización.

Además, cabe resaltar que la mayoría de personas recurren a las aseguradoras como primera opción, sin plantearse el asesoramiento de profesionales especializados en accidentes de tráfico y que ello tiene consecuencias tales como la no tramitación de la indemnización o la obtención parcial de la misma.

Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo