Okupación.
photo_camera Okupación.

Jurídico

Problemas de la okupación en España

Bastión Desokupación ofrece una solución efectiva y legal para este tipo de situaciones

Las ocupaciones en España no paran de aumentar, algo a lo que ayuda mucho una serie de leyes absurdas que dan más derechos a estas personas que a los legítimos propietarios, lo cual no se ve en ningún otro lugar del mundo.

De hecho, la policía no puede hacer nada cuando se produce una ocupación y entonces los propietarios entran en un calvario judicial que se suele alargar durante años.

No se puede desalojar a un okupa por las buenas

Cuando nos enteramos de que se han metido en nuestra vivienda lo primero es pensar que los podemos sacar, ya que somos los propietarios, pero esto no funciona así y lo mejor es llamar a una empresa de desokupación, pues de lo contrario nos podemos meter en problemas.

En este aspecto en España vivimos una especie de esperpento, por el cual si entramos en la casa ocupada estaremos cometiendo un allanamiento pese a que es nuestra y el ridículo llega a tal extremo que tendremos que seguir pagando la luz y el agua al okupa.

Para no buscarnos líos legales y terminar denunciados (por si no tenemos bastante con que se hayan colado en nuestro piso), hay que llamar a Bastión Desokupación.

¿Qué puede hacer Bastión Desokupación por nosotros?

Esta empresa ya tiene una experiencia bastante amplia y de hecho ha conseguido liberar alrededor de 500 viviendas.

No emplean ningún método extraño, sino que lo hacen mediante lo que ellos llaman la desokupación legal, que no es otra cosa que emplear los medios legales para conseguir que los okupas se vayan por su propia voluntad.

Dicho de otro modo, y siempre bajo la más estricta legalidad y asesorados por un equipo jurídico, tratan de complicar la vida de estas personas que se han metido en nuestra casa con el fin de que accedan a entablar una negociación y se vayan.

Control de accesos

Uno de los métodos que emplean en Bastión Desokupación es el control de accesos, que consiste en colocar a un vigilante de seguridad titulado en la puerta de la casa ocupada.

 

La ley faculta a estos profesionales a controlar el acceso a la vivienda, colocándose junto a la puerta y pidiendo el DNI a todo aquel que quiera entrar, de manera que si no es el propietario no le deja pasar.

Así, cuando el okupa sale ya no puede entrar, lo que le obliga a estar confinado dentro del piso o la casa sin poder hacer su vida normal, algo que consigue que piense que lo mejor es que se vaya a otra parte y enseguida se atenga a negociar una salida.

Es posible que nos choque la palabra “negociación” tratándose de personas que se han metido en nuestra vivienda de forma ilegal, pero siempre es preferible esto a un proceso judicial que solo nos costará dinero y se llevará una buena parte de nuestras energías.

Tenemos un grave problema con la ocupación de viviendas, al cual parece que las autoridades no quieren poner coto, de manera que lo mejor es contactar con Bastión Desokupación, pues esta empresa será la que nos ayude a deshacernos del okupa cuanto antes y de manera legal.

Películas, series y documentales de estreno en Netflix España en Junio de 2022

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?