Una calculadora y un bolígrafo sobre un papel con números.
photo_camera Una calculadora y un bolígrafo sobre un papel con números.

Jurídico

Protegerse ante reclamaciones con un seguro de responsabilidad civil

Te contamos qué es la responsabilidad civil y los distintos tipos de seguros

El concepto de Responsabilidad Civil es el gran desconocido entre las personas ajenas al sector asegurador. Y sin embargo, este concepto está incluido en prácticamente cualquier póliza de seguros.

Por ejemplo, seguro que sabes que el seguro obligatorio de tu coche ya incluye esa cobertura, protegiéndote de las posibles reclamaciones debidas a un accidente causado por ti.

Ahora bien, si te pedimos que nos expliques en qué consiste la responsabilidad civil, probablemente no sepas qué contestar exactamente. Así que intentaremos clarificar este concepto, y examinar los distintos tipos de Seguros de responsabilidad civil.

El vídeo del día

Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

El concepto de Responsabilidad Civil

La Responsabilidad Civil es la obligación de cualquier persona (física o jurídica) de reparar o resarcir cualquier daño causado a otras personas (físicas o jurídicas), incluyendo las indemnizaciones que correspondan a los perjuicios derivados del daño ocasionado. A tal efecto, existe un compendio de disposiciones legales, correspondiendo a la Justicia decidir el alcance de la reparación del daño, y la cuantía de las indemnizaciones.

Un ejemplo: un deportista corre por la calle, e involuntariamente, arrolla a un anciano que, en la caída, sufre la fractura de un pie, lo que provoca que a partir de entonces, tenga que utilizar un bastón para desplazarse. Bien, el deportista tendrá que pagar los gastos de hospitalización, una indemnización por las lesiones causadas, y otra indemnización por el impedimento físico sobrevenido como consecuencia de la lesión.

El seguro de Responsabilidad Civil

Y, ¿Qué es un Seguro de Responsabilidad Civil? Pues muy sencillo, es un tipo específico de póliza destinada a reparar los posibles perjuicios causados por actividades concretas y perfectamente definidas en el contrato de seguro. Es indiferente que los daños se hayan producido por negligencia, de forma fortuita o involuntaria.

Una puntualización: queda expresamente excluido cualquier daño o perjuicio ocasionado de manera voluntaria o dolosa. Es decir, si se te resbala un tiesto desde tu terraza y hiere a una persona, estarías cubierto por el seguro. Pero si existen pruebas fehacientes de que has arrojado el tiesto de forma intencionada, entonces tendrías que afrontar personalmente las reclamaciones de los daños causados. El seguro no se haría cargo.

Tipos de seguros de Responsabilidad Civil

  • Responsabilidad Civil empresarial y profesional: cubren las reclamaciones relacionadas con incumplimientos contractuales y posibles negligencias cometidas en el desarrollo de tales actividades.
  • Responsabilidad Civil inmobiliaria: protegen el patrimonio de propietarios y constructores de inmuebles, ante los daños originados por siniestros y defectos constructivos de los mismos.
  • Responsabilidad Civil Privada: el objeto de este tipo de seguros es dar cobertura a personas que, en el desarrollo de sus actividades privadas o recreativas, sean susceptibles de provocar perjuicios a terceros, como podrían ser el propietario de un perro, un practicante de surf, o un aficionado al parapente.

Así que, si crees que, como consecuencia de tu situación personal o profesional, no estás cubierto ante una hipotética reclamación en concepto de Responsabilidad Civil, nuestro consejo es que expongas tu caso a un agente o corredor de seguros. Ellos te indicarán cuál es la póliza adecuada para tu circunstancia concreta.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable