La guinda

A Antonio Beteta, secretario de Estado de Administraciones Públicas, por permitir que las funcionarias embarazadas puedan pedir la baja desde la semana 37

El secretario de Estado de Administraciones Públicas ha anunciado una buena noticia para las trabajadoras públicas. Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, el alto cargo de Hacienda ha señalado que una “inclusión importante y novedosa” en las cuentas del año que viene es un nuevo permiso retribuido para las embarazadas a partir de la semana 37, cuando ya podrán pedir la baja. La medida beneficiará a las empleadas públicas en el “último periodo del embarazo, que suele ser el más complicado”, adelantó. Gracias a este permiso las funcionarias podrán descansar de una manera lógica en un punto ya delicado para ellas. Es decir, tendrán tres semanas de baja antes de dar a luz. Guinda a Antonio Beteta, por una medida correcta y necesaria.

 

Suecia y Finlandia se convierten en miembros de la OTAN

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?