La guinda

A Cáritas, por seguir atendiendo y no olvidarse del pueblo de Lorca (Murcia) tras el terremoto

Un año después del terremoto de Lorca muchos siguen sin olvidarse. Cáritas es una de las entidades que sigue ayudando a los vecinos de este pueblo. Ha distribuido unos 500.000 kilos de comida entre 7.134 familias que no tienen recursos y que sufren situaciones de vulnerabilidad. Han designado un turno diario de ocho voluntarios, que han trabajado durante 28.800 horas para hacer posible que la distribución de los alimentos llegue a todos los afectados. Este reparto de comida ya formaba parte del proyecto Kilicala que puso en marcha Cáritas antes de los temblores y que nació para distribuir alimentos de forma gratuita para personas que no disponen de dinero. El total de personas que se han beneficiado, y que Cáritas ha ayudado asciende a 26.140, de las que 21.527 son adultos, 3.554, niños menores de 9 años y 1.059, bebés. Las familias atendidas ascienden a 5372. Guinda a Cáritas por seguir esforzándose en época de crisis y no olvidarse de los que todavía no han salido de ella, en este caso, los todavía damnificados por el terremoto de Lorca.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes