La guinda

A Pedro Morenés, por pedir disculpas tras su inoportuno gesto mandando callar a la diputada Irene Lozano

Durante el pleno del Congreso de los Diputados de ayer, el ministro de Defensa Pedro Morenés fue protagonista de una agria polémica cuando se llevó el dedo sobre la boca para pedir silencio a la diputada Irene Lozano, que le estaba interpelando en ese momento. El gesto, inoportuno y completamente fuera de lugar, fue rectificado instantes después, cuando el ministro pidió disculpas. Una actitud, la de pedir perdón, que pocas veces puede verse –por desgracia- en el Congreso de los Diputados  


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?