La guinda

A Roberto Napoletano, director del diario ‘Il Messaggero’, que con sus investigaciones periodísticas fuerza la destitución del jefe de Policía de Roma

El ya ex jefe de la Policía Municipal de Roma utilizaba un permiso de estacionamiento para minusválidos, caducado, para estacionar su vehículo privado sin ser multado. Gionvanni Catanzaro fue descubierto aparcando su coche cerca de la Plaza de España en una zona prohibida para acudir a un restaurante cercano. El permiso pertenecía a una anciana de 86 años que había presentado una denuncia por extravío del mismo. Todo este escándalo ha sido destapado en un reportaje fotográfico por el diario ‘Il Messaggero’. Hechos como este nos recuerdan –a otra escala, por supuesto- la hazaña de Bernstein y Woodward cuando desvelaron el escándalo Watergate en el Washington Post, demostrando así el papel de la prensa en la sociedad. Por supuesto, el ex jefe policial ha sido cesado por el alcalde por utilizar este método ilegal de aparcamiento. Hay que recordar un hecho similar a este, desvelado por ECD: un sobrino del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, disponía de una tarjeta de aparcamiento exclusivo para minusválidos de la que alardeaba ante sus conocidos –acceda a esta información pinchando aquí-. Guinda ahora a Roberto Napoletano, director de ‘Il Messaggero’, por su labor de servicio público.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?