La guinda

A Sor María Juliana, religiosa que se juega la vida en Mozambique denunciando el rapto de 100 niños destinados al tráfico de órganos

Es de esos personajes que le reconcilia a uno con el género humano y, desgraciadamente, tienen poco espacio en los Telediarios y periódicos. Los medios llegan cada día cargados de padres que matan a su esposa e hijos antes de suicidarse, políticos corruptos, reportajes sobre famosos por sus actitudes sexuales o pedófilos que cometen auténticas aberraciones con los menores. En medio de este hiriente panorama, surge la discreta Sor María Juliana, la madre superiora del Monasterio Matter Dei de las Siervas de María, en Nampula, Mozambique. Según contaba este domingo la edición digital del diario El Mundo, está amenazada de muerte desde que comenzó a denunciar la desaparición de más de un centenar de niños destinados al tráfico de órganos. Trabaja desde hace más de 30 años en el país africano recogiendo y atendiendo a los niños huérfanos de la tercera ciudad más importante de Mozambique, y ha puesto su vida en peligro por los demás. Guinda para ella y para esos miles de personajes anónimos que la imitan en su dedicación al prójimo de forma desinteresada.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes