La guinda

Al TSJC, que condena al Ayuntamiento de Barcelona por una mujer que se cayó por el mal estado de una acera

El 10 de enero de 2002 una mujer que caminaba por una plaza de Barcelona con el pavimento en mal estado, se cayó. A consecuencia del percance sufrió lesiones que le llevaron a pasar ocho días en el hospital y que tardaron siete meses en curar. Ahora el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha condenado al Ayuntamiento de Joan Clos por el mal estado de la acera: deberá indemnizar con 10.900 euros a la mujer. Esta sentencia tiene su importancia, y si otras del estilo se dictaran en ciudades como Madrid o Sevilla las arcas municipales no darían abasto. Cuantas veces hemos presenciado caídas en la vía publica por un alcantarillado mal fijado, o aceras sin reparar. La calle es de todos, claro, pero la responsabilidad es del Ayuntamiento en el caso de los pavimentos, y como pagamos impuestos los ciudadanos tienen derecho a exigir un mínimo cuidado del mobiliario y suelo público. Guinda a una sentencia de sentido común pero reconfortante.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?