La guinda

A la tripulación del 'Ángeles Alvariño' por su esfuerzo para localizar a Anna y Olivia

Barco oceanográfico Ángeles Alvariño
photo_camera Barco oceanográfico Ángeles Alvariño

El pasado miércoles, el buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño' abandonó la búsqueda de la pequeña Anna de 3 años Anna y de su padre y presunto asesino Tomás Gimeno, al estimar el juez que investiga el caso y el responsable de operaciones del buque que es "imposible" continuar buscando debido a lo escarpado de la orografía del suelo marino de la zona.

Anteriormente, el 'Ángeles Alvariño' encontró el cuerpo de la hermana mayor de Anna, Olivia, y unas bombonas de buceo que presumiblemente pertenecían a Gimeno. Los hallazgos que el buque pudo recopilar han permitido a las autoridades establecer la larga deriva que tuvo la embarcación de Gimeno tras la pérdida de señal del móvil y que durante un corto periodo de tiempo, sus motores volvieron a funcionar y que realizara una navegación de unos tres minutos.

En un área de 500 metros en torno a donde se detuvo se intensificó la búsqueda con un robot submarino, el cual a pesar de no hallar los restos de los dos desaparecidos, permitió mediante sus inmersiones que los investigadores ataran cabos sobre qué ocurrió a bordo del barco del presunto asesino.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?