La guinda

A los dos guardias civiles que salvaron a un bebé de morir asfixiado en Cullera (Valencia)

Coche actual de la Guardia Civil.
photo_cameraCoche actual de la Guardia Civil.

Dos agentes de la Guardia Civil salvaron la vida a un bebé que se encontraba inconsciente y sin respiración después de que el pequeño sufriera unos espasmos mientras comía en el núcleo de población del Mareny de San Llorenç, en el término de Cullera. Según han informado fuentes policiales, tras situar al pequeño junto al hombro de uno de los agentes y darle unos golpes en la espalda, se consiguió que el bebe echara fluidos por la boca y recobrara la respiración. El pasado día 28 de diciembre, agentes del Puesto Principal de Sueca requirieron la presencia policial en un domicilio del Mareny de Sant Llorenç indicando que había un niño "que se estaba muriendo" y al llegar se encontraron a la abuela del menor con un bebé con la cara y orejas enrojecidas y en un estado de inconsciencia y sin respiración apreciable. Una vez reanimado, se verificó que el bebé tenía fiebre y los servicios médicos comprobaron que el menor había estado ingresado recientemente por una bronquitis en el hospital de La Ribera.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?