La guinda

A los guardias civiles que salvaron la vida de un bebé desvanecido y atrapado en un atasco

Atasco
photo_cameraAtasco

El lunes, un matrionio viajaba en coche junto a su hija de 16 meses quedaron atascados en la PO-551, a la altura de Meira (Pontevedra). En medio del parón, la pequeña se desvaneció, causando la desesperación de sus padres, que no podían hacer nada para trasladarla a los servicios de urgencias. Dos agentes de la Guardia Civil que patrullaban se acercaron al vehículo, cuys ocupantes les hacían señas de auxilio. Encontraron a la niña sin conocimiento, amoratada y con los ojos en blanco. La trasladaron al coche patrulla y la llevaron al centro de salud de Moaña, circulando en sentido contrario. Así llegaron al ambulatorio en tres minutos, donde la niña fue reaminada. Ahora está fuera de peligro. Guinda a los guardias civiles que salvaron la vida de la bebé atrapada en un atasco en la provincia de Pontevedra.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo