La guindilla

A Abel Caballero, alcalde de Vigo, por utilizar el coche oficial para asistir a la manifestación contra los recortes del 1 de mayo

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, utilizó el coche oficial para asistir a la manifestación del Primero de Mayo convocada por UGT y CC.OO, en la que participó junto a varios miembros de su equipo de gobierno. Durante la marcha, el vehículo permaneció aparcado en la calle Montero Ríos, a escasos metros del edificio de la Xunta de Galicia, que fue donde concluyó. La comitiva municipal de la que, además de Caballero, formaban parte Carmela Silva, David Regades, Ángel Rivas, Carlos López Font y Manuel Fernández, se dirigió luego a una cafetería de la Alameda a tomar el aperitivo, tiempo durante el que el chófer, así como tres policías locales en labores de escolta, siguieron esperando al regidor. Una vez fuera del establecimiento hostelero, los concejales se despidieron del alcalde, que se dirigió al coche oficial. El hecho de que fuera día festivo implica, al margen de otras cuestiones, el abono de horas extras al conductor. Caballero había participado poco antes en la ofrenda floral con la que UGT y PSOE recordaron a los afiliados que fueron fusilados durante la Guerra Civil. Guindilla por protestar contra los recortes, pero no predicar con el ejemplo.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable