La guindilla

Al Consejo de Ministros, que aprueba medidas de urgencia “sin cuantificar” por las inundaciones, dos días antes de las elecciones: a eso se llama instrumentalizar una catástrofe

Las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, instantes después de la bochornosa maniobra desvela el apaño: hasta que no se evalúen los daños en la agricultura, las viviendas, los enseres y los comercios, no se podrá cuantificar el importe total de las ayudas. Entonces, hay quien se pregunta qué se pretende con el anticipado anuncio –no se duda, como es lógico, de la necesidad de proveer ayudas extraordinarias para los afectados- de este ‘gesto’ gubernamental. Los ministros de Zapatero han acordado un procedimiento de urgencia tautológico, porque ya existen medios para –en casos como este- evaluar, efectuar el pago y entregar la ayuda a los afectados con celeridad. De ahí que este anuncio haya sido interpretado como un gesto de cara a la galería electoral; pura y dura propaganda ‘made in Zapatero’, activada dos días antes de las elecciones municipales y autonómicas y recogida por la prensa con grandes titulares el día de reflexión. El presidente del Gobierno no se vio en la obligación de visitar la zona y a las familias afectadas, para no instrumentalizar una catástrofe, vino a decir. Pero a la hora de servirse del propio Ejecutivo no le ha temblado el pulso. Vergonzoso. Guindilla al consejo de ministros y a quien lo dirige.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable