La guindilla

A Gaspar Llamazares, que ve legítimo el uso conjunto de la mezquita de Córdoba con los musulmanes en aras de la aconfesionalidad

A esto se le puede llamar un ejemplo cabal de la mezcla de churras con merinas. El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, afirmó este miércoles a Europa Press, que le parece “perfectamente legítimo” que la Junta Islámica haya solicitado al Papa Benedicto XVI el uso conjunto de la mezquita de Córdoba, consagrada al culto cristiano. Para Llamazares, esta es una opción “legítima” porque la pluriconfesionalidad y la aconfesionalidad hay que “ejercerlas”, dice. Por tanto, resaltó que en una “instalación” religiosa tan importante como esta, “donde ha habido distintas confesiones, no debería haber problema”, desde una visión “abierta”, para que junto con la confesión católica, también la musulmana tuviera un “ámbito de participación”. Su opinión también es legítima, faltaría más, pero hipócrita y tramposa. El señor Llamazares vende tolerancia cuando, si por él fuera, el catolicismo quedaría recluido en el ámbito de la catacumba o la caverna. Por eso apoya la islamización de España, como un modo de erradicar lo católico de la vida pública. Lo que pasa es que su pose “abierta” y conciliadora no engaña a nadie. Por lo pronto, una guindilla por la comedia.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes