La guindilla

Al alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, condenado por calumnias a Francisco Hernando, El Pocero

Está bien que calumniar no salga gratis. Hay límites a la libertad de expresión en el respeto a las personas, es decir, uno no puede insultar y que no se castigue ese pésimo comportamiento, más aún cuando los nuevos medios de comunicación permiten extraordinariamente la propagación de los mensajes. Ahora, la jueza ha condenado al alcalde de IU de Seseña por acusarle de estafa y de sobornar concejales. Guindilla al bocazas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?