La guindilla

A Raúl y Fidel Castro, que convierten a Cuba en destino privilegiado del turismo sexual: en La Habana, el SIDA crece al 3,5%

A los responsables de la revolución comunista cubana se les ha llenado tradicionalmente la boca al hablar no sólo de las excelencias de su sanidad pública –un mito como otro cualquiera- sino también al firmar que Cuba dejó de ser el burdel de EEUU después de 1959. En esto último tienen razón pues ahora son el burdel de todo el mundo salvo de EEUU: en la Ciudad de La Habana, el SIDA creció un 3,5 por ciento durante 2008. Guindilla a unas autoridades que fomentan en la práctica el turismo sexual.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?