La guindilla

A Roberto Pérez, gerente del Servicio Gallego de Salud, que envió al psiquiatra a una paciente enferma de cáncer

Un juzgado de Santiago de Compostela ha condenado al Servicio Gallego de Salud a indemnizar con 25.000 euros a la familia de un paciente que falleció a los 78 años por un cáncer de pulmón. La médico de cabecera la diagnosticó una patología psiquiátrica y le recetó medicación para la tos. La sentencia concluye que este tratamiento provocó una "pérdida de oportunidad terapeútica". Se trata de un hecho muy grave, que debería ser tenido en cuenta por la profesión médica a la hora de atender a los pacientes. Guindilla a Roberto Pérez, gerente del Servicio Gallego de Salud.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?