La guindilla

A Xavier Sala i Martín, vicepresidente del Barcelona que, despechado, se va del club insultando a los españoles

Xavier Sala i Martín, conocido por su liberalismo económico y sus chaquetas espantosas (color cuaresma, amarillo pollito o rojo crimen), ha abandonado la vicepresidencia del Barcelona y, con ello, los sueños de ser su presidente algún día. Se ha ido llamando “cazurros” a los españoles. Es natural que esté molesto al dejar el cargo pero su nacionalismo insultante resulta, ay, de lo menos liberal. Guindilla a un trasquilado.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?