La guindilla

Al joven de 29 años acusado de matar a un perro a patadas en Santander

El Juzgado de lo Penal número 3 de Santander ha condenado a la pena de ocho meses de prisión a un joven de 29 años, acusado de matar a patadas a un perro. Los hechos ocurrieron en abril de 2014, cuando la dueña de ‘Blas’ acudió al supermercado, en cuya puerta dejó al animal, tumbado y sin atar, pero con un bozal puesto. Cuando estaba en la caja pagando, la mujer escuchó un murmullo procedente de la calle, entonces salió del establecimiento y vio que un joven tenía a su perro “acorralado” y lo estaba “pateando”. La dueña le llamó, el animal consiguió huir, pero terminó cayendo al suelo con convulsiones, hasta que murió allí mismo. El condenado, que podrá sustituir la pena por 240 jornadas de trabajos en beneficio de la comunidad, ha quedado inhabilitado para ejercer cualquier profesión, oficio o comercio relacionados con los animales durante los dos próximos años. Asimismo, deberá indemnizar a la propietaria del animal con 1.500 euros, cantidad correspondiente al valor del perro, y con 2.500 más por daños morales.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?