La guindilla

A la alcaldesa de Gerona, Marta Madrenas, por asegurar que la Constitución “permite zurrar a la gente”

En el pleno del lunes, el ayuntamiento de Gerona decidió cambiar el nombre a la plaza de la Constitución, sustituyéndolo por la antítesis de la Carta Magna: a partir de ahora, será denominada como la plaza del 1 de octubre, en memoria del referéndum de independencia de Cataluña, por el que Puigdemont y los ex consellers están juzgados por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación. En declaraciones a los medios, la alcaldesa de Gerona, Marta Madrenas, justificó el cambio con una inverosímil sentencia:"la Constitución permite zurrar a la gente", aludiendo a las actuaciones policiales para impedir que se celebrara dicha consulta ilegal. Guindilla a la alcaldesa de Gerona, Marta Madrenas, por afirmar alegremente y desde la autoridad que le confiere el cargo público que la ley fundamental de los españoles, incluidos los catalanes, alienta y justifica la violencia. Como si el independentismo no fomentara la división entre los propios habitantes de Cataluña.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo