La guindilla

Al Ejecutivo, por relajar los controles para conceder subvenciones y contrataciones públicas

Ante la llegada del Fondo Europeo de Reconstrucción, el Gobierno de Coalición ha optado por esta solución para desatascar el cuello de botella al que se enfrentan las empresas que quieran acceder a las ayudas que proporcionará la Unión Europea tras su aprobación definitiva en Bruselas.

Una de las medidas adoptadas implica que aquellas empresas que facturan menos de 200.000 euros no necesitarán demostrar su solvencia. Además, tanto aquellos contratos de obra inferiores a los 5.3 millones de euros como aquellos de suministros y servicios inferiores a 138.999 verán así mismo simplificada su tramitación.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable