La guindilla

A la Diputación de Barcelona, que pone como excusa para no colocar un busto del rey que “no posa”

Diputación de Barcelona
photo_cameraDiputación de Barcelona

La Diputación de Barcelona posee un busto del rey Felipe VI desde 2015, un año después de su proclamación. Se trata de una figura en bronce realizada por Fineria Artística Ginfer que costó 3.000 euros. En lugar de estar en el Salón de Plenos, lugar que debe ocupar y que ocupa en el resto de Diputaciones, se encuentra almacenada en dependencias municipales. Como excusa, la Diputación ha señalado que consideran necesario "un posado" del rey para garantizar "la fidelidad" del retrato en bronce. Guindilla a la Diputación de Barcelona, por ofrecer una paupérrima excusa con tal de no colocar la imagen del rey en el Salón de Plenos.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo