La guindilla

Al empresario de Sevilla que acosó a una empleada con insultos y frases soeces

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a un año de cárcel al responsable de una empresa de la localidad sevillana de Mairena del Aljarafe por vejar y acosar a una empleada con insultos. Además la incitaba con frases de contenido sexual tales como "tenía un culo muy bonito" o que "se le notaba el tanga". Durante el tiempo que duró su relación laboral, el imputado "le encomendaba funciones impropias de su categoría, tales como llevarle el agua, limpiarle la mesa, ir a su coche a por el móvil o correrle las cortinas", al tiempo que "la despreciaba diciéndole que no valía para nada, que nunca iba a aprender", mientras que "también era frecuente que le diera gritos, golpes en la mesa o portazos". Guindilla al empresario de Sevilla por aprovecharse de su condición de jefe para ningunear y vejar a una empleada.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable