La guindilla

A la Generalitat, por no acatar el fallo del Supremo que obliga a impartir el 25% de clases en castellano

EuropaPress_4101634_presidente_generalitat_cataluna_pere_aragones_rueda_prensa_junto_presidenta
photo_camera EuropaPress_4101634_presidente_generalitat_cataluna_pere_aragones_rueda_prensa_junto_presidenta

La Genalitat no va a acatar el fallo del Supremo en el que da la razón al Tribunal Superior de Justicia catalán, que estableció que, como mínimo, el 25% de las materias deben impartirse en castellano. Pere Arargonès, además, tacho el fallo de injerencia y falta de respeto a los docentes.  Es una resolución contraria al modelo de inmersión lingüística que se aplica en Cataluña.  

"Decirle a la comunidad educativa que no delegaremos las responsabilidades en los maestros, en los docentes, en las profesoras y profesores, sino que las asumiremos como Govern para defender un modelo de garantía de cohesión y que tiene consenso", ha añadido el 'president'. Sus palabras sin embargo chocan con lo defendido por los consejeros de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, y la de Cultura, Natàlia Garriga. Ambos han asegurado que “los centros educativos deben seguir trabajando como hasta ahora. No deben realizar ningún cambio en sus proyectos lingüísticos. Defender e impulsar el catalán es defender y hacer avanzar al país. La escuela, en Cataluña, en catalán", en una sorprendente invitación al desacato.

 

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?