La guindilla

A los independentistas que pintaron de amarillo la comisaría de Policía de Terrassa

photo_cameraComisaría Terrassa

El lunes, un grupo de encapuchados se apostaron cerca de la comisaría de Policía de la localidad catalana de Terrassa y, cuando los agentes se encontraban en turno de descanso, comenzaron a arrojar litros de pintura amarilla en la fachada del edificio, dejándolo completamente cubierto del líquido, reivindicando la libertad de los ex consellers encarcelados y criticando la actuación policial durante el referéndum de independencia del 1-O. Guindilla a los independentistas que, de manera cobarde y vandálica, arrojaron pintura amarilla sobre la comisaría de Policía de Terrassa.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo