La guindilla

A las personas que valoran negativamente al repartidor para ahorrarse el envío

Lo que no saben es que esta práctica puede desencadenar la suspensión de empleo y sueldo de los mensajeros

Un repartidor de Glovo conduce una moto durante su jornada laboral.
photo_cameraUn repartidor de Glovo conduce una moto durante su jornada laboral.

“La gente se está dedicando a poner valoraciones negativas para intentar ahorrarse el precio del envío, del artículo o pedir que manden otro” denuncia el usuario @MiguelAzor96e  twitter. 

Esto puede traer consecuencias dentro de la empresa como reclamaciones o, incluso, si se acumulan críticas, la suspensión de empleo y sueldo. Lo que para unos supone el ahorro de unos euros, para estos trabajadores puede significar perder su fuente de ingresos

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?