La guindilla

Al piloto Hector Barberá, condenado a 3.600 euros por conducir sin carnet

Tráfico le había retirado ya el carnet de conducir, pero el piloto valenciano volvió a coger la moto y fue ‘cazado’ por la policía. Ahora le han sancionado con una multa de 3.600 euros por un delito de quebrantamiento. Su carnet fue retirado por tras haber sido detenido en 2012 por conducir ebrio en Valencia, triplicando la tasa máxima de alcohol permitida en el control que le realizaron. Horas después, el piloto pidió disculpas públicas y reconoció que "fue un acto de irresponsabilidad". Como deportista de élite, Barberá es ejemplo para muchos jóvenes. Por ello sus actos son más graves. Guindilla al valenciano.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes