La guindilla

A los responsables de la Generalitat de Cataluña que exigen a los funcionarios recuperar las horas perdidas en la huelga que ellos mismos promovieron

El pasado 3 de octubre los independentistas catalanes celebraron una huelga como forma de movilizarse tras el referéndum del 1 de octubre. El gobierno de la Generalitat, que preside Carles Puigdemont, apoyó ese llamado “paro de país” y en todos sus departamentos promovió que los funcionarios hicieran huelga. A los empleados públicos les dijo que no se contabilizarían las ausencias y que no se descontarían esas horas de la nómina. Tres semanas después ha llegado la rectificación. El gobierno catalán ha avisado a los funcionarios que en el término máximo de cuatro meses tendrán que recuperar las horas perdidas en esa huelga. Guindilla a los responsables de la Generalitat de Cataluña, por engañar en su día a los funcionarios para animarles a hacer una huelga con promesas que han resultado ser falsas.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo