La guindilla

A la cadena de supermercados LIDL, que ha sido condenada por espiar a sus empleados con detectives y cámaras

La cadena alemana de supermercados Lidl ha sido sancionada con cerca de 1,5 millones de euros por espiar a sus empleados. La empresa vigilaba a sus trabajadores con empresas de detectives y cámaras de vídeo. El escándalo se destapó en marzo al descubrirse la elaboración de perfiles personales con información privada e íntima, así como un control riguroso de las visitas al servicio y la duración de las pausas. Lidl está considerada como una empresa que se mueve entre lo legal y lo ilegal. La compañía ha tenido varios problemas con las autoridades a raíz de denuncias sobre la insalubridad de sus productos. Con esta nueva sanción, la cadena alemana tira definitivamente por los suelos su reputación comercial. Un hecho delictivo y vergonzoso que pone en entredicho los derechos de los trabajadores. Guindilla a Lidl por vulnerar la intimidad de su personal.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes