La voz del lector

Álvaro del Bosque

¡Álvaro! Qué alegría me ha dado verte en el bus de los campeones del mundial de futbol. Tu presencia entre los futbolistas me ha emocionado. Tu sencillez, tu simpatía... De hecho yo no sabía que existías. Ahora comprendo todo. Al observar a Vicente del Bosque, tu padre, en cada partido pensaba: ¿qué tiene este hombre tan sereno, profundo, inteligente, intuitivo, alegre aunque no de carcajada, que sabe tratar y querer de esa manera a sus jugadores, que lleva la derrota y la gloria con esa serenidad? Ahora lo comprendo, te tiene a ti.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?