La voz del lector

España, II: No son gobiernos soberanos, son subsidiarios

pedro sanchez mocion de censura
photo_camerapedro sanchez mocion de censura

Normalmente el mayor peligro para los humanos que afecta a nuestro comportamiento en la convivencia con los demás es la vanidad, que puede llevar a la vanagloria; todo ello derivado de nuestra innata soberbia, que no suele desaparecer como dijo una persona muy docta: “hasta quince minutos después de haber muerto”. Y esto influye en gran medida también en las Instituciones donde trabajan personas que deben hacerlo al servicio de los demás y se ven atacadas de este mal en el ejercicio del poder que se ha puesto en sus manos.

Este pensamiento nos lleva a la conclusión de que nuestra nación sufre una pandemia de este mal, donde el virus que lo transmite lo podemos denominar “Titulitis”.

En el artículo 2 del Título preliminar de nuestra Constitución, se habla al consagrar la unidad de España, de nacionalidades y regiones y su derecho a la autonomía.

En el siguiente artículo, el 3 del mismo Título aparece por primera vez el término Comunidades Autónomas. No se vuelve a hablar en el resto del texto ni de nacionalidades, ni de regiones. En consecuencia se puede hacer sin conculcar nuestra Constitución, eliminar en los estatutos o en el léxico a emplear, el término nacionalidades. No define ni señala cuáles son esas nacionalidades. Lo que nos llevaría a eliminar una diferencia, que está haciendo mucho daño a nuestra nación. Un título menos, una igualdad más.

En el artículo 152 dice: la organización institucional autonómica se basará en una Asamblea legislativa, elegida…. Aunque le artículo 147. 2. c deja la facultad de la denominación de los organismos autonómicos, en manos de las Asambleas al confeccionar los Estatutos de autonomía; las Cortes Generales pueden cambiar las denominaciones que crean oportunas. La Constitución no habla de Parlamentos. ¿Por qué no denominar Asamblea, tal como se hace en la Comunidad de Madrid, y se suprime lo de “Parlamet” o Parlamentos? Parlamento sólo debe haber uno. Así pondríamos cada institución en el sitio que le corresponde. Puede parecer algo trivial pero no lo es.

Las asambleas legislativas de las CCAA son subsidiarias, a través de los estatutos de autonomía, de la Cortes Generales de España y en consecuencia los gobiernos autonómicos y los altos cargos que los componen son igualmente subsidiarios del Gobierno de la Nación; ya que su poder es delegado. No son Instituciones soberanas, no son Gobiernos soberanos y todos estamos bajo las reglas de convivencia contenidas en la Carta Magna que nos hemos dado: La Constitución.

Parece mentira que a estas alturas haya que decir algo tan obvio, pero por lo visto hay que empezar a explicarlo en las escuelas; pero lo mejor será rebajando lo títulos de los nombrados para que nos gobiernen:

Gobernador, en vez de Presidente

Asambleas, en vez de Parlamentos

Consejos Autonómicos, en vez de Gobiernos…

Y así sucesivamente, rebajar la “titulitis”. Ahí tienen un buen trabajo nuestros diputados del Parlamento – o mejor nuestras Cortes Generales - , de España. Antes de las nuevas elecciones, demuéstrennos con hechos y no con palabras, no con encuestas; que partidos, que políticos defienden de verdad a España.

J. R. Pablos

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo