La voz del lector

Ley antitabaco y hachís

Entra en vigor la famosa ley y ya está todo el mundo pendiente de ella. Que si hay que cumplirla, que si los carteles de aviso, que si las multas... Ahora lo fácil es ir a multar al desgraciado que se gasta una pasta en el estanco y colabora al sostenimiento de papá Estado. Eso sí, no se preocupen que seguirán ustedes viendo miles de chicos sin casco sobre una motocicleta y nadie les dirá nada. Ni, por supuesto, a los que fuman hachís bajo su portal cada noche. Ni a los que destrozan el mobiliario urbano. Esos no pagan las multas y además se encaran con la Autoridad; lo fácil es ir a por el ciudadano normal: El que sí paga. Yo no fumo, pero prefiero acciones contundentes contra el consumo de hachís, que es la vergüenza de los Institutos de toda España, que organizar la caza y captura del consumidor de "Fortuna". Pero aquí ya se sabe, la novedad es lo importante, lo demás es superfluo.

 

Suecia y Finlandia se convierten en miembros de la OTAN

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?