La voz del lector

Suicidas en tiempos de crisis

Más de una decena de potentados han recurrido al suicidio desde que la crisis dio comienzo, sin calibrar que dejaban familia y amistades huérfanos de su presencia. ¿La causa?: el oro puede esclavizar nuestra parte más íntima erigiéndose en preocupación dominante. Pero el desastre viene después. ¿Alguien se ha preguntado que ocurre cuando un suicida se presenta ante Dios?

A nadie le inquieta gracias a un consenso social generalizado: la vida sólo tiene sentido en el más acá, y por eso la salud, la belleza, el placer y el dinero ocupan el 90% de nuestros pensamientos. Las palabras de Cristo, "¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?", tronan aquí con mayor fuerza: quitarse la vida sin perder el alma y el dinero es tan difícil como conservarla conservando un alma grata a Dios y las posesiones propias en función de quien lo necesita.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?