La voz del lector

La Agenda 2030 continúa quemando a los españoles

'No tendrás nada y serás feliz'; por ello se destruye España y arden nuestros montes. Los auténticos expertos manifiestan su indignación y la población se siente utilizada

Mundo.
photo_camera Mundo.

Están quemando España. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, le echa las culpas a las administraciones regionales, mientras estas responsabilizan a los ayuntamientos. Según las palabras del presidente de la Comunidad de Aragón, el socialista F. Javier Lambán, deja claro que deben controlar estas catástrofes Diputaciones y los Ayuntamientos. Cuándo no, apostilla Bolaños, que estos incendios se producen por el cambio climático.

Por su parte, el mayor incendiario político público, el presidente Sánchez, dice que las más de  70.000 hectáreas que se acaban de calcinar son originadas por las olas de calor, que la temperatura del suelo ha sido entre 30 y 60 grados. Pues todos los veranos hace calor y en invierno llueve, unos más que otros. Por otra parte, añade Pedro Sanchez: 'El cambio climático mata a personas y tenemos que tomarnos en serio la emergencia climática''. Cómo si no fuera de manejo popular que las condiciones meteorológicas siempre han experimentado cambios y es obvio que nada tiene que ver con el modo de vida de la población. 

La Agenda 2030 nos deja sin montes y los verdaderos expertos lo aseguran

Está claro, la Agenda 2030 este gobierno lo tiene entre ceja y ceja. Es una gran fijación y a piñón fijo, los intereses del Ejecutivo, junto con sus socios de U. Podemos, Bildu, ERC y otros, defienden a capa y espada la agenda globalista, incluso doblegando los conocimientos innatos sobre la naturaleza de aquellos que echaron los dientes a campo abierto, entre pajares, adelfas y pinares. A caballo, con burro, a pie o con carros, ya han hecho muchos kilómetros y hacen suyo el paisaje.

Los más intensos calculadores de 'estas olas de calor' fueron, y son, aquellos hombres y mujeres (y niños), que con hoz en mano y un sombrero, se debatían en la siega del trigo, recogida de tomates o la recolecta de higos. Por delante inmensas llanuras de cultivos, de sol a sol con un trozo de tocino, un poco de pan y un botijo de agua. A veces a 45 grados de calor, en otras ocasiones con temporales de lluvia, que empezaba en octubre y terminaba en mayo. Pero, a España había que sacarla adelante y eran décadas de posguerra. No existían otras opciones.

Tres pasos, de manejo público, para evitar estas catástrofes 

Así los políticos piromaníacos crean el caos incendiario del país; 1/ Se ha provocado la despoblación en los campos y montes. Ya no se permite construir ni una casa de apero, las que habían se han abandonado. En esa época cualquier vecino lo avistaba a tiempo y apagaba un conato de fuego inmediatamente con unas ramas. Pero, ya no  hay motivos para vivir en la sierra, ni el ganadero de cabras, vacas o ovejas ni el agricultor encuentra posibilidades de vida, todo se ha ido dificultando y negando por parte de las administraciones.
2/ Abandono del monte propiciado por las políticos. No se cuida el desbroce y poda de arboleda durante todo el año. Se olvida crear caminos cortafuegos, los profesionales de contraincendio no pueden entrar para atajarlos con rapidez e imposibilita llegar hasta los puntos claves para impedir la propagación.
3/ Vigilancia constante del patrimonio de todos. Personal suficiente cualificado de agentes con material técnico que pueda desarrollar esta actividad con eficacia. No hay que olvidar que la prevención es lo más efectivo y  mucho más económico, teniéndose en cuenta que apagar fuegos de estas características deja el coste mayor que se pueda sacrificar; muertes de personas, despliegue de dotaciones, abandono de hogares, pérdida de propiedades y un daño difícil de reparar a nuestros montes y sierras. Y ellos lo saben. 

Nuevo orden mundial; sin monte, en bicicleta y sin propiedades 

Las opiniones, contrastadas a través del tiempo y basada en la historia y experiencia de quiénes nacieron, trabajaron y vivieron toda la vida en el monte, no dejan lugar a dudas. El monte se quema por dejadez y voluntad hacia un fin, aquí y en el resto del mundo. Se siguen unas pautas perfectamente estructuradas y con dirección a controlar cada movimiento del ser humano.

No hay ni un solo campesino o ganadero que no explique con claridad que, de 'incendios de tercera generación' o efectos repentinos y urgentes de revés climático, nada: 'Solo son consignas del nuevo plan estructurado para el 'nuevo orden humano mundial'. Se trata de ideario sectario político y las ansias de adoctrinar a la gente. Intereses ideológicos y económicos de los grandes poderes que compran voluntades de gobiernos, partidos políticos y 'expertos' en mentalizar, instruir y aplicar pedagogía al ciudadano, sin propiedades, en bicicleta y los montes y ríos auténticas ratoneras que amenaza la vida de todos. El objetivo es; 'No tendrás nada y serás feliz'. Es la máxima más elocuente para que, lo que te quitan a ti, se lo embolsen ellos.

 

Portugal 2-0 Uruguay
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Bruno Fernandes lanza a Portugal
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?