La voz del lector

Agradecimiento para los profesionales sanitarios

Aunque muchas veces se pase por alto, para los profesionales sanitarios y de todo tipo de las otras muchas profesiones que tiene un hospital, suele ser una satisfacción cuando un paciente les agradece su trabajo.   

Es por esto que he querido relatar mi experiencia y hacer explícito mi mucho agradecimiento al Hospital Casaverde de Muchamiel en Alicante, donde estuve casi tres meses realizando rehabilitación como interno, tras 35 días en UCI por COVID 19 con el resultado de amputación subcondilar de la pierna derecha y hemiplejia en costado izquierdo que afecta a movilidad de pie y brazo.

El 30 de noviembre hizo 45 días desde que pasé de hacer terapia, como residente, a recibir terapia ambulante, en la Clínica de Rehabilitación Neurológica Casaverde de Muchamiel en Alicante. Mis médicos de referencia, el doctor Antonio Collado y el doctor José Hernando me han mantenido vigilado en mi recuperación y el doctor Adolfo me ha seguido pautando igualmente la medicación

Quiero compartir ahora con vosotros mi satisfacción por la línea de progresos obtenida, en todo este largo tiempo, desde que, allá por el 21 del mes de mayo, ingresé en Casaverde.

La pierna izquierda (pléjica) va tomando cada día más fuerza en el milagroso avance, de que ya soy capaz de deambular, incluso sin apoyarme en el bastón. Recuerdo las muchas horas de dedicación, en sesiones de fisioterapia, de Borja, trabajando con dedicación y mucho calor (en aquel traje de aislamiento para rehabilitar mi pierna pléjica).

En cuanto a nivel de los músculos que movilizan; húmero, cúbito y radio he progresado mucho. Cada vez que trabajo la muñeca izquierda me acuerdo de la dedicación de Elena Sánchez (ella puede sacar de esa muñeca todo lo que tiene, me dijo un día el doctor rehabilitador).

Cada vez que trabajo la motricidad fina de la mano me acuerdo de los días de terapia con Araceli.

El muñón lo revisó, hace pocos días, el cirujano que me operó, el 7 de mayo, doctor Alberto Miñano y lo ha encontrado conforme y bien hidratado (algo habrá tenido que ver los muchos cuidados de la auxiliar de clínica Dori).

Cuando camino recuerdo la fuerza que me transmitió mi fisioterapeuta Mónica Dueñas con aquel ¡Jaime, Tu puedes! Se me quedó grabado a fuego, para siempre. Gracias Mónica.

El vídeo del día

Ayuso anuncia que farmacias y clínicas dentales podrán hacer test.

Cuando me toca vestirme el esfuerzo de sentarme en la cama me recuerda a los auxiliares de clínica Mar Segura, a Alfonso, a José Manuel y a tantos otros que me habéis ayudado.

Cuando preparo el desayuno me acuerdo de la auxiliar Aida y de María Martínez. ¡Qué bueno era aquel café de máquina (sin azúcar)!

A la hora de la comida tengo un recuerdo especial para la auxiliar de clínica Neri Avendaño y para el cocinero Pepe y sus huevos rellenos, creo recordar que sabe hacer “huevos fritos con bacón” Sí, me gustan ¡con “puntillas” de clara! al freírlos.

No sé si hoy me traerá la ropa desde la lavandería Mar Santana o María José, pero al recoger el cuarto seguro que tendré un pensamiento para las limpiadoras María Dolores, Lourdes o para Isabel.

Ahora al llegar a rehabilitación, cada mañana, miro a ver si están las terapeutas Mónica Dueñas o Laura o  Elena Sánchez. Pero salen a recibirme y acompañarme mis terapeutas actuales Rosa López o Cristina Tito o Pablo o la logopeda Paula o el psicólogo Rafael.

A veces veo en el patio, y se me alegra el alma, a Miguel o a Nuria o a Fernanda o a Juan José o a Mar Segura y a tantos y tantos que me habéis cuidado con esmero y hasta con mimo. A todos que sepáis que os estoy muy agradecido.

Gracias, gracias, gracias.

Jaime Luis Ortiz

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?