La voz del lector

Una civilización degradada

Nos preocupa el día a día en el sentido material, esa tensión alimentada por los medios de comunicación: el descalabro de la economía, la subida de precios, la inseguridad física callejera… todo esto es inquietante.

Pero, valga la expresión, ello es como una cortina de humo, interesada, en ocultar algo mucho más relevante: el mundo de las ideas, de las que se nos quiere hasta privar.

Tal vez esa preocupación por lo tangible esté siendo aprovecha intencionadamente para inculcar en el pensamiento y, por ende, en la conducta humana unas actitudes aberrantes impulsadas por un avasallador interés en establecer un nuevo orden mundial.

Se empiezan a ver como cuestiones “normales” el divorcio, el aborto, la eutanasia, la homosexualidad, el transgénero, la drogadicción, la violencia de género en ambas direcciones, el alcoholismo y no sé cuántas cosas más.

Y lo más grave es que ya forman parte de la educación juvenil y hasta infantil.

La civilización se tambalea y el hombre se degrada hasta límites insostenibles, la civilización está en fase regresiva porque esto no es progreso. La vida de un animal tiene ahora mismo más valor que el de una persona.

Se les están concediendo derechos a los animales a la vez que las personas hacen dejación de los suyos propios.

Hemos de grabarnos a fuego que el hombre es el ser supremo de la creación, pero no como dueño absoluto sino como mero administrador.

Y estamos llamados a ser administradores fieles y leales según el orden establecido, y lo que podemos contemplar es que cuando el hombre pierde la razón, que es la realidad actual, es incapaz de comportarse como corresponde a su naturaleza para rebajarse a un grado todavía inferior al de los animales salvajes.   

 

Gales 0-3 Inglaterra
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Gales eliminada y Bale lesionado
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?