La voz del lector

La Covid-19 no respeta ni a Johnson, ni Bolsonaro, ni ahora a Trump

Donald Trump
photo_camera Donald Trump

La (no el, ya que enfermedad es femenino) Covid-19 (Coronavirus enfermedad 2019) había atrapado anteriormente a dos famosos mandatarios negacionistas, Boris Johnson y Jair Bolsonaro, con resultado dispar ya que el primero tras su enfermedad “vio las orejas al lobo” y se pasó al bando de los sensatos y responsables. No así el segundo que continúa su insensata cruzada negacionista sumiendo a Brasil en un absoluto descontrol.

Ahora le ha tocado a Donald Trump caer en las garras del “bicho”. La pregunta es, si como el mandatario británico caerá del caballo y volverá a la senda de la sensatez que jamás debió abandonar, o si por el contrario seguirá la que continúa trazando el brasileño.
Esta circunstancia podría ser clave en el devenir de la pandemia, allí en EE.UU. y en el resto del planeta.

Los negacionistas suponen un aliado perfecto para el virus y si además son tan poderosos como estos tres la cuestión se agrava más si cabe.

Porque necesitamos gentes que escuchen a los expertos. Si esta caída del todopoderoso Trump le hace darse cuenta, de que su mejor experto Anthony Fauci es el guía que debe seguir, nos irá mejor a toda la humanidad.

Eso suponiendo que sus condiciones de alto riesgo, edad (tiene 74 años), obesidad y alguna enfermedad que mantienen en secreto, le permitan eludir un riesgo mayor.

Todo es secretismo alrededor de su ingreso y el estado actual de su salud, aunque algunos rumores apuntan que ha empeorado las últimas horas, por más que su campaña mediática (ya se sabe que es un gran experto) apunte a que no es así.

La Covid-19 nos ha demostrado en estos 9 meses que es imprevista y traicionera, por lo que aunque Trump será en estos instantes el paciente más cuidado del mundo cualquier cosa podría ocurrir.

Teniendo en cuenta que las elecciones en EE.UU. se celebran el próximo 3 de Noviembre, todo el mundo está especulando sobre el efecto que este imprevisto pudiera tener en las mismas, debido a la incertidumbre total que las impregna.

De momento esa campaña, al menos su inicio, se va a desarrollar sin uno de los elementos que más le gusta a Trump, el contacto directo con sus seguidores en los mítines multitudinarios que pensaba realizar en esto 30 días. Probablemente sin tomar las debidas medidas de seguridad, como ha debido ocurrir en su contagio.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

Resulta una paradoja que se apunte que está entre ese peligroso grupo de los “supercontagiadores” y que ha provocado una infección generalizada en su entorno. 

Pero volviendo a la contienda electoral, es cuando menos curioso que en el país más poderoso, se esté dando la lucha para dirigirlo entre un enfermo de 74 años y otro no excesivamente sano de 77.

Volviendo al coronavirus, de los dirigentes negacionistas  del inicio de la pandemia solo queda sin caer en sus garras Sebastián Piñera, Presidente de Chile.

Los cuatro países que dirigen acaparan y probablemente no por casualidad, el mayor porcentaje de infectados, ingresados y fallecidos por la Covid-19 en todo el mundo.

De que tras la circunstancia de haber caído en sus garras consiga hacerles cambiar como a Boris Johnson, dependerá que en gran medida que podamos frenarla.

Todos ellos más el dirigente de Rusia Vladímir Putin, son los causantes de los choques de trenes que constantemente nos desestabilizan, son los cinco y no cuatro, Jinetes del Apocalipsis actuales.

Si lo trasladáramos a nuestro país habría que añadir a Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. O sería mejor señalar a Iván Redondo y Miguel Ángel Rodríguez, los todopoderosos gurús de ambos, nuestros particulares Jinetes, que nos llevan de choque de trenes en choque de trenes hasta el desastre total.

No deseo ningún mal a nadie, pero quizás una pequeña visita del “bicho” a estos dos señores no nos vendría nada mal. Si se acaban cayendo del caballo entendiendo que la terrible situación actual pide serenidad, diálogo y acuerdo, nos irá mejor al resto.
Pero eso ya es otra historia, ahora queda mirar hacia EE.UU. y contener el aliento estos días hasta el próximo 3 de Noviembre, deseando que todo lo que ocurra allí sea beneficioso para la humanidad.

Veremos…

Fdo.: José Luis Úriz Iglesias (Ex parlamentario y concejal de PSN-PSOE)
Villava-Atarrabia 4 Octubre 2020

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?