La voz del lector

Cuando la ley era justa y nos era favorable

Libros de Derecho.
photo_cameraLibros de Derecho.

Sabemos, porque así nos lo recuerda la hemeroteca, que los miembros y “miembras” del actual Gobierno saben leer sentencias. Es más, con el fin de despejar dudas a todos los españoles, se las llevaban al Congreso de los Diputados y daban lecciones a todos:

Ahora, suponemos que el gran estrés de trabajo que genera ir rectificando todas las decisiones que toman, no deja tiempo para leer las sentencias completas. Y por eso se molestan tanto. Así, Irene Montero y Pablo Iglesias han criticado duramente la sentencia que condena a Isabel Serra por delito de atentado. Según ellos, el delito es haber impedido desahucio y como no puede ser de otra forma, es algo injusto. Además, Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos añadía que lo hizo de forma pacífica. Veámoselo:

La sentencia de Isabel Serra

En un comunicado oficial del Poder Judicial se comunicaba el contenido de la misma:

La sentencia La Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Madrid ha condenado a la diputada regional Isabel Serra a un año y siete meses de prisión por un delito de atentado, tras considerarla responsable de haber proferido insultos, haber dado empujones y haber arrojado objetos contra miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado durante la protesta contra un desahucio, el 31 de enero de 2014, en el madrileño barrio de Lavapiés.

La cosa no acaba aquí

Los jueces consideran también culpable a la acusada de un delito leve de lesiones, por el que le imponen una pena de multa de cuatro meses, a razón de una cuota diaria de diez euros, y de un delito de daños, por el que la sancionan igualmente a pena de cuatro meses, con la misma cuota diaria.

La sentencia sobre la manifestación “pacifica de Isabel Serra” dice

La Sala absuelve a Isabel Serra del delito de desórdenes públicos que le solicitaba el Ministerio Fiscal, al considerar que no quedó acreditado durante el juicio, pese a la violencia desarrollada y los lesivos resultados provocados, que la intención de los autores de estos actos fuera la de atentar contra la paz pública, presupuesto básico para aplicar esta figura delictiva.

Los jueces consideran que en el juicio celebrado en la Sala de Lo Civil y Penal del TSJ de Madrid, debido a la condición de aforada de la acusada, diputada de la Asamblea de Madrid, ha quedado acreditado que Isabel Serra formaba parte del grupo de personas que al término del desahucio increpó e insultó a los agentes de policía destinados a la zona para dar cobertura a la comisión judicial, hasta el punto de obligar a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a retroceder para protegerse del aluvión de objetos que les lanzaban e, incluso, verse obligados a salir de un vehículo para evitar que los allí congregados se llevaran algún objeto de su interior, después de que lograran abrir el portón trasero del último furgón de la comitiva policial.

Otros detalles del desahucio pacífico y tranquilo en el que ayudo la aforada Isabel Serra

“La acusada -dice la sentencia-, integrándose en los grupos de personas, pues unas veces se encontraba en uno de los cordones y otras veces en el otro, que increpaban, insultaban y acosaban a los agentes, profirió insultos dirigidos a los agentes en general, así como en particular a una agente de Policía Municipal, diciéndole: ‘Eres cocainómana’, ‘mala madre, hija de puta, con todo lo que hemos luchado las mujeres, contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros’. A otra agente de Policía le dirigió frases como: ‘Hija de puta, puta, zorra; que te follas a todos los policías municipales’. ‘Vergüenza, si fuera tu hijo tendría que cogerte un arma y pegarte un tiro’. La acusada, además de proferir insultos a los agentes, procedió también a dar empujones y lanzar objetos contundentes a los mismos”.

La justicia responde

La Comisión Permanente del Consejo del Poder Judicial emitía un comunicado sobre las declaraciones del vicepresidente del Gobierno, del cual cabe destacar:

Estas afirmaciones merecen un absoluto y rotundo rechazo, pues más allá del legítimo derecho a la crítica generan una sospecha inaceptable respecto del proceder de Juzgados y Tribunales cuando es público, notorio y reconocido que éstos, a lo largo del tiempo, han dado sobradas muestras de su independencia, imparcialidad y objetividad, cualquiera que sea la posición política o social de los enjuiciados, como no podía ser de otra manera por quienes han prometido o jurado cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes. Prueba de ello son las numerosas sentencias condenatorias por delitos de corrupción dictadas por los tribunales españoles solo en los últimos años (Nóos, Gürtel, ERE, tarjetas ‘black’, etcétera)

El comunicado concluye que “la primera obligación de un responsable público es no contribuir al desprestigio de las instituciones democráticas y, dentro de ellas, el Poder Judicial”.

Las lecciones de ética y moral que no falten

Pese a que el TSJ de Madrid ha condenado a Isabel Serra por aspectos que no tienen nada que ver con los que dicen los dirigentes de Unidas Podemos, y además solo ha pedido respeto por las instituciones, aunque hoy en día se les podría calificar de radicales por dicho comunicado; Pablo Echenique ha decido echar más leña al fuego

La ley ha de ser igual para todos. En su día fueron los casos Nóos, Gürtel, ERE, tarjetas ‘black’, entre otros relacionados con la corrupción del Partido Popular y el Partido Socialista, por lo tanto, también se debería de poder emitir sentencias en contra de otras personalidades políticas, sin importar su partido. 

Suponemos que esto de desprestigiar instituciones forma parte de la nueva política.

Javier Bustos Díaz

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?