La voz del lector

Cuarto estado de alarma con las puertas abiertas

El Papa Francisco y Pedro Sánchez
photo_camera El Papa Francisco y Pedro Sánchez

El virus nunca se fue, se trataba de euforia sectaria y desinformación. El Papa Francisco puso el dedo en la llaga. 

El País sufre un nuevo confinamiento a través de un Estado de Alarma, que no incluye a Canarias ni, sobre todo, el cierre de fronteras, aeropuertos ni puertos españoles. Un 'mínimo' detalle que probablemente nos haga tropezar insistentemente con la misma piedra. Unas medidas con las puertas internacionales abiertas. Por otra parte, las islas continúan recibiendo a turistas del Reino Unido y Alemania, en un intento desesperado de salvar la economía turística y hostelera. Un sector ya destrozado y que ahora Sánchez pretende hacerlo nadar y guardar la ropa. Esta excepción, según el Presidente, se hace debido, 'al bajo nivel de infectados' que presenta el archipiélago Canario. Sin embargo, son unas permisividades que pueden resultar el sumidero de escape para atajar definitivamente el descontrolado virus. Un esfuerzo y sacrificio del resto de la población que vuelve a ser torpedeada en su derecho de movilidad, en esta ocasión en horarios nocturnos y oscilando las normas dependiendo de las Comunidades Autónomas. 

Son limitaciones que unos esperaban y otros son críticos. Este estado de alarma no es inamovible, se dictamina durante 15 días y puede permanecer hasta el 9 de mayo de 2021. Las restricciones se centran en la movilidad ciudadana, confinando a la población desde las once de la noche hasta las seis de la mañana, y podrá prolongarse incluso dependiendo el índice de la evolución de la pandemia.

El Presidente Sánchez en su comparecencia televisiva hizo especial hincapié en la situación actual grave que padece España, 'superando los 200 casos por 100.000 habitantes'. Con estas medidas de limitaciones de 'Toque de Queda' se espera reducir la curva de afectados por debajo de 25, considerándose la meta a conseguir, ya que esta cifra permitiría dejar de considerarse pandemia.

Las represivas normas llegan en  periodo de 'la nueva normalidad', una situación que ha aportado datos altamente negativos, a pesar que Sánchez considerara en junio que el virus estaba controlado y aconsejara que, 'se puede salir a la calle sin miedo'. Unas declaraciones obligadas a rectificar por esta otra, 'la situación es grave'. Un brusco vuelco que nos retrotrae al 14 de marzo, aunque en esta ocasión no se trata de restricciones de movilidad íntegras durante las 24 horas del día, pero si lesiona la libertad pública y vuelve a cargar despiadada mente contra el turismo, la hostelería y empresas de ocio nocturnos. Estas medidas se decretan a propósito de reducir la intención del abrupto 'Toque de Queda', que Sánchez intenta cambiar por 'restricciones de movilidad nocturna'. Una propuesta maquilladora que no deja de ser intensa y preocupante. 

Estas normativas regresivas y perniciosas llegan por qué el virus nunca se fue. Se trataba de euforia sectaria y desinformación. La capacidad de medida se basó en datos insuficientes y torticeros. Sin Pcr's y sin ningún tipo de control, se ha producido una situación grave que prácticamente continúa al día de hoy. Asimismo, ha contribuido al desastre de salud, economía y social. Ahora obliga a esta urgencia de reparación. Actitudes nefastas y negligentes han contribuido al caos. Las Comunidades Autónomas, las normas dictadas contradictorias y el desacuerdo generalizado solo han aportado desconcierto y miedo a la poblacion. Sin duda, lo más relevante lo ha protagonizado el Gobierno, desde Pedro Sánchez, pasando por el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, llegando al director de Emergencias Sanitarias, el popular epidemiológo Fernando Simón, sin olvidar a la vicepresidenta Carmen Calvo, animadora de movilizaciones inoportunas, con declaraciones funestas premonitorias inolvidables, 'en la manifestación nos va la vida'. Un desastre que ha explosionado debido a la dejación, ineptitud y evidentes intenciones políticas con objetivos ideológicos al margen de la pandemia, que va desde el 8-M hasta las palabras del Papa Francisco. Ha dicho; 'Las ideologías sectarizan y deconstruyen la Patria. No construyen'.

Anián Berto 
Periodista - escritor

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?