La voz del lector

Un dilema es un político tratando de salvar sus dos caras a la vez

Oriol Junqueras en la Audiencia Nacional
photo_camera Oriol Junqueras en la Audiencia Nacional

Pedro Sánchez y sus palmeros comprometen la integridad de España, la credibilidad de Felipe VI y la razón de la ley, con sus piruetas políticas del 'más difícil todavía', brindando convivencia para desatar injusticia.

Si el Rey firma la propuesta para indultar a los presos políticos, pocos vamos a creer en la Monarquía Parlamentaria y el Estado de Derecho. Cabe pensar que se masca la antesala de la III República, ya  que es probable que Felipe VI sea reconocido por sus fieles súbditos como figura necesaria para la traición de facto a España a cargo de Pedro Sánchez y todos sus aliados. Se juega la Corona, mientras el sátrapa sanchista continúa en dirección a la catástrofe histórica del país que ha sido ejemplar en el mundo. Además necesita de estas piruetas del 'más difícil todavía', a costa de la credibilidad monárquica, la integridad de España y el futuro de los españoles. 

No cabe la menor duda que los indultos a los presos del 'procés' es inminente, lo aprobará el Gobierno este martes día 22 de junio - fecha a no olvida-. Pedro Sánchez tiene que pagar peaje a sus socios separatistas para seguir en La Moncloa. Es condición sine qua non, sin necesidad de 'mesa de diálogo', ni discusión argumental, solo y exclusivamente por razones de continuidad de este Gobierno radical -comunista-separatista y pro-etarra. Él lo sabe, los golpistas también y el ciudadano, se mire con el color de la lupa que se mire, igualmente es consciente.

Es cierto que la ley se presta a interpretaciones. De ahí que se necesite a un tribunal de jueces para dilucidar un veredicto lo más ajustado a las razones lógicas y ciñiéndose a los hechos de acuerdo a la narración legal. Esto fue lo que ocurrió en sentencia firme a los sediciosos y malversadores de caudales públicos separatistas, demostrando España ser un país libre, democrático y constitucional. Debe seguir por la misma senda. La libertad no se regala, se gana y costó vidas, sudor y lágrimas.

Las perspectivas de estos indultos desembocan en una disyuntiva determinante para la continuidad de la España basada en la Constitución del 78. No procede indultar a unos presos que anuncian volver a delinquir tan gravemente contra todos los españoles para dividir su territorio. Desafían a 47 millones de ciudadanos que respetan la decisión del voto en referéndum. España no es nación de naciones, y además el artículo-2 de la Carta Magna lo deja claro: 'Se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, Patria común e indivisible de todos los españoles'.

Pedro Sánchez se miente así mismo. Se cree sus propias barbaridades y constantemente atenta contra la inteligencia popular. Ahora dice que; 'Hay que recuperar la convivencia', obviando que se trata de un indulto, no de reconciliar, sino para salvar su propio pellejo. Asimismo añade ; 'En estos indultos sacamos a nueve personas de la cárcel y recuperamos a millones para la convivencia'. Más déspota imposible encontrarlo. Es un abuso de poder, hipocresía a raudales y desparpajo insultante. Un populismo trasnochado y sectario del más intrépido vejador a la sociedad española en su conjunto. No puede existir convivencia sin respeto a la ley, a la independencia del Poder Judicial y a las normas que los españoles hemos acordado. Y esto no queda aquí, pues como dice Errejón, 'los indultos no son sólo un paso valiente, sino el inicio de un camino'. Solo cambiaría 'valiente' por traidor. Los catalanistas son insaciables, incluso con la independencia en la mano, seguirían diciendo 'España nos roba'. Y es que el ladrón cree que todos somos de su... traición.

Brinda libertad y saca de la cárcel con este 'perdón del Gobierno' a quiénes nos amenazan y no perdonan a los que nos sentimos españoles. Olvida que es una maniobra de gracia a favor de los odiadores de España en contra de todo un país que lucha por salir de las cuatro crisis, en las que este presidente tiene especial responsabilidad y protagonismo: Salud, economía, social y política. Más que un perdón a delincuentes, es un insulto a toda una Nación, incluidos lógicamente a todos los españoles catalanes. Sin acritud, creo que el Rey, al que profesamos nuestro consideración de mediador, tenga mucho más que decir que una simple firma sentenciadora de un 'guiño' de complicidad para destruir su propio país. La convivencia se logra en paz, 'el cielo no se gana por asalto, sino por consenso'. Sin embargo, 'un dilema es un político tratando de salvar sus dos caras a la vez'. John A. Lincoln.

El vídeo del día

Científicos vinculan desastres climáticos a la inacción
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?