La voz del lector

De la farsa al tongo

Pablo Iglesias.
photo_camera Pablo Iglesias.

Comentario previo para aclarar entiendo imprescindible la crítica, llegando incluso a la descalificación lamentablemente personal de quienes llegan al poder faltando a su palabra y lo detentan haciendo uso de la mentira y el fomento de las bajas pasiones.

Llevo años pregonando las frivolidades de Pablo Iglesias por su condición de adolescente con ensoñaciones que con 16 años todos tuvimos, y de seguir anclado con ambiciosa irresponsabilidad en la actividad política que ha llevado a muchos ciudadanos, incluso de la misma clase burguesa a que pertenece a un punto de rencor y miseria moral desconocidos desde hace de 45 años.

Personaje al que interesadamente algunos, incluido un anciano periodista monárquico atribuyen enorme inteligencia, confundiendo elocuencia con demagogia política y posiblemente personal cuya fuente son series de contenido fantástico, estas acordes a la personalidad adolescente con desarrollo tardío en un joven de comportamiento tóxico, pero carente de la emoción de un odio que muy posiblemente no siente pero ha fomentado por mandato de otros y que nunca alcanzará el punto de toxicidad de un Zapatero desenterrador de rencores y odios, venenos que requerirán para su absorción de varias generaciones y es, en mi opinión; el individuo más siniestro y desestabilizador de nuestra historia reciente.

Pablo Iglesias, también en mi opinión joven político de contradicciones que han oscilado de su entrañable vivienda VPO a un imponente chalé, insulto a quienes veían en él, que no en el chalé, el refugio a una desesperanza hoy frustrada al entender que han sido objeto de manipulación; de protector de mujeres al sueño húmedo de poderlas azotar hasta sangrar, pasando también según declaraciones de una exalumna de 18 años, de profesor a escabroso seductor a la que decía esperar en el retrete; del escandaloso acto de nepotismo elevando a su mujer, dignísima cajera de súper a Ministra, lo que evidencia un sentido “regio” para la designación de puestos políticos a validos y/o herederos; pasar de emocionarse ante la paliza a un policía, a la protección que en estos momentos le proporciona a su casa y familia, de tratar de pachanga al Himno Nacional, trapo a la Bandera y de justificar “políticamente” a ETA a detentar el cargo de  Vicepresidente del Gobierno de España etc. El añadido de tratar de  “fascistas, nazis, radicales, etc.” a sus adversarios, reflejo de su posible e hipotética condición.

Lista interminable de contradicciones y/o despropósitos cuyo cenit ha sido la salida del Gobierno y el anuncio de abandono de la política activa en la noche electoral madrileña, según algunos en razón de su generosidad por renuncia a la vicepresidencia para salvar Madrid de las hordas fascistas. Farsa y tongo con dados “preparados” al tener previsto que nunca recogería el acta "que dice" pretendía para salvar los restos de Unidas Podemos, actualmente en descomposición por su egolatría y excesos siempre tolerados y hoy en "huida" al refugio, según algunos medios canallas a un grupo mediático afín y “engrasado”, u otro más institucional y seguro como el Consejo de Estado al que seguro renunciará vista su coherencia

Persona repito de “comportamiento” adolescente y acciones, también en mi opinión ridículas en una “persona normal” en permanente intento de hacer de "chico malote" por entender que ello le hace irresistible, pero que se va 10 minutos antes que lo echen, consciente de haber dejado de ser el contrapunto del Dr. Sánchez en antinatural coyunda al padecer ambos de mal de altura, ser refractarios a la verdad y estar afectados de narcisismo galopante que hace sea falaz la conocida sentencia india "perro no come carne de perro", no aplicable a tan singular pareja.

Y es que un doncel como el Dr. Sánchez tiene que haber pasado las de Caín soportando en el cogote el hedor a muela picada de Iglesias quien, en su "penúltimo espectáculo" del sobre con balas propició un bochornoso sainete, posiblemente preparado del que huyó como el cervatillo que aprieta las nalgas al sentirse amenazado, en su caso por una mujer, un acto de dignidad impostada que avergonzó a propios y extraños en este nuevo intento de tratar como menores a ciudadanos que por haberlo permitido anteriormente, pudieron llevarle a la conclusión "equivocada" que lo eran.

Aspirante con ensueños de héroe legendario que se quedó en el último tramo de su andadura en triste caricatura como útil amanuense y/o mamporrero del Dr. Sánchez, unión que muchos intuimos se debía al mutuo interés de apuñalarse "políticamente" a la menor oportunidad.

Y sí, esta vez sí ha caído "políticamente", como cae cuanto es artificio y no debió salir de la farándula. Basta con leer las alabanzas de quienes a rebufo de su popularidad impostada, intentarán seguir viviendo del cuento.

El vídeo del día

Vacuna de CureVac incumple objetivo de efectividad en resultados preliminares
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?