La voz del lector

Manifestación de militares el 16 de octubre

Militares
photo_camera Militares

Muchos se extrañarán de que los militares tengan derecho a manifestarse, no es de extrañar, muchos de los propios militares aún no tienen claro tal derecho, que les viene expresamente concedido en su propia Ley de Derechos y Deberes y en la propia Constitución.

Pero muchos más se extrañarán de que reivindiquen un sueldo digno, habrá quien crea que están bien pagados, o al menos suficientemente bien pagados, teniendo en cuenta que tienen un empleo fijo.

Siento contradecirles, tanto en lo uno como en lo otro, los militares de tropa, no todos tienen esa seguridad que da ser empleado público, puesto que están por contratos, hasta que alcanzan los 45 años y en el mejor de los casos pasan a ser reservistas de especial disponibilidad, pero esa es otra reivindicación.

La reclamación que hacen los militares el 16 de octubre, es pidiendo un sueldo digno. Y piden que sea digno, no solo una subida salarial, que cualquiera puede desear.

Permítanme contarles un caso concreto que les hará entender esa falta de dignidad. Hace 18 años un suboficial, después de haber pasado, como la mayoría, 8 meses en una preparatoria militar, viviendo para estudiar, consigue acceder a la Academia de Suboficiales, donde se forma con unos estudios de Técnico Superior, en este caso concreto, Técnico Superior en Mantenimiento de Aeronaves. Por supuesto también recibe la formación militar pertinente para ser suboficial, y ciertos conocimientos de Idiomas, hay que tener en cuenta que los manuales técnicos de las Aeronaves están en Ingles, y sin olvidar las exigencias de una forma física que tiene que demostrar anualmente.

Una vez llegado a su destino en Colmenar Viejo, muy lejos de su ciudad natal, conoce a un chaval de la sierra de Madrid, que solamente tiene estudios primarios, y que empieza a trabajar como peón de limpieza en el mismo Ayuntamiento de Colmenar Viejo, donde este militar está destinado.

Dieciocho años después, el suboficial, que ha tenido que irse fuera de Madrid 5 años por temas de ascenso, que ha tenido que realizar varios cursos sobre los diferentes modelos de aeronaves que repara, que ha seguido mejorando su nivel de inglés, que ha ido en diferentes ocasiones de misión a zonas en guerra, y no tiene la posibilidad de volver a su ciudad natal, porque no hay plazas de su especialidad en ella. Ese suboficial sigue manteniendo amistad con ese chaval de la sierra de Madrid, que sigue trabajando en el servicio de limpieza, al lado de su familia, donde ha nacido y se ha criado. Durante estos años el peón de limpieza se ha sacado el carnet de camión y ahora trabaja como conductor de recogida, es decir los que van recogiendo los contenedores.

Y ¿saben ustedes quien de los dos tiene un mejor sueldo?, teniendo en cuenta además que tienen horarios muy parecidos. Si además de tener mejor sueldo el conductor de recogida, tenemos en cuenta el esfuerzo en estudios, personal y familiar que ha tenido que hacer el militar, con sus cambios de destinos, formar una vida partiendo de cero lejos de su familia y amigos, pasar tres años de formación intensiva en Academias Militares, irse de misión a zonas en conflicto, estar en permanente formación, sujeto a cambios de destino si quiere ascender, etc.

Comprenderán ustedes por qué lo que reivindican los militares no es una subida de sueldo sin más, si no un sueldo digno.

 

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable