La voz del lector

Un mena 4.700€ al mes, tu abuela 426€ de pensión

TVE debatió el contenido de este cartel publicitario de Vox, concluyendo que puede constituir delito de odio, pero los tertulianos no aclararon a quién se odia más ; ¿Al inmigrante ilegal o a la abuela?.

Últimas noticias


El presentador de 24 Horas de esta TVPC, (Televisión Progre Comunista, antes TVE), Xabier Fortes y sus compinches pueden cerrar persianas, irse al erte y dedicarse a recorrer los pueblos de España. A este colega, moderador del envite, se le olvidan los tiempos del periodismo, la base de la información y los cálculos de interés del espectador. No sabe que es un servicio público, ni establece la gravedad de las penurias del país al que se dirige.

A ver, a esta cuadrilla de opinadores habría que otorgarles la medalla de la ONU, cómo defensores a ultranza del buenísimo o benevolente apiadado, cuando hablan del caos de la migración en nuestras fronteras. En el pasado programa, del martes 20, dejaron claro, sentenciaron y dictaron, que se trata de un 'delito de odio' si un partido político destapa públicamente el descontrol y la ilegalidad del flujo de personas que llegan a nuestras costas, la inversión descomunal a los menas o la agresividad a agentes policiales en Melilla, Ceuta o Canarias. Aquí se permiten dar ultimátum y transmitir a la audiencia criterios sectarios, sientan cátedra y no ven más que lo que les permite las orejeras del burro. No son periodistas valientes, cabales y comprometidos con la realidad. A quién se odia, ¿Al inmigrante ilegal o a la abuela? Cansada de trabajar, de contribuir al sacrificio de pagar al fisco y de sacar adelante a su familia en una España 'cargada de bombo'. El populismo es el parapeto de estos periodistas frente a la opinión pública. La misericordia hipócrita de quién detesta y siente aversión a España, pero cobra de los españoles. 

El vídeo del día

Iberdrola recorta un 19,5% su beneficio a marzo, hasta 1.025 millones

Es espectacular con el énfasis que vociferaron jactanciosamente contra el anuncio de Vox, cuando publicita; 'Un mena 4.700 € al mes, tú abuela 426 € de pensión'. ¿Acaso desconocen que la verdad es la principal consigna del comunicador público?. Al gallego, Fortes López, le suena a chino ese mensaje y a los 'apañados' tertulianos les parecen de Juzgado de Guardia, mientras el que oye y ve no da crédito a la cantidad de sandeces que dicen injustamente.

No son capaces ni hay agallas de transmitir ilusión, coraje y apoyo a los ciudadanos españoles, ahora necesitados de comprensión y ayuda. Están atados de pies y manos para enfrentarse al Gobierno con un exhaustivo estudio periodístico de investigación real y constructivo. Contrastando datos, ofreciendo realidad y crítica a los responsables de tantas salvajadas que van hundiendo a España sin tabla de salvación.

Es imposible realizar un programa televisivo de debate político enmascarando soterradamente lo que es un micro-reportaje publicitario tan descarado a favor del sanchismo-comunismo, equivocando y exaltando a la animadversión a los que consideramos que esto es 'su cortijo' sin vallado que, además de no prestar el apoyo adecuado, los inmigrantes irregulares constituyen un flagrante agravio comparativo con aquellos otros que respetan y son disciplinados con las reglas de la comunidad. 

Está claro, detrás su director, Pablo Iglesias Turrión, es el que parte el bacalao. Dirigió 'La Tuerca', en su otro chiringuito y ha conseguido en la televisión de todos anular su credibilidad, seriedad y sentido público. Ya no es la 'Televisión de todos' que si pagamos todos, sino la de unos cuántos que descargan rencor, odio y revancha, sin reparar en el daño que hacen con un micrófono abierto al sentido plural del país más acogedor, hospitalario y fraterno de Europa. Sobre todo, abierto al apoyo y ayuda humanitaria al resto del mundo. 

Es distinto, y sirve de credibilidad, reconocer y abordar el tema ilícito de avalanchas de pateras, los recursos desproporcionados económicos que se destinan y la inepta gestión política que se lleva a cabo. Además, es digno recalcar los méritos del 112, Salvamento Marítimo y los servicios españoles puestos a disposición legal de socorro y auxilio. Sin olvidar, en cambio, el negocio de las mafias, la hambruna en el mundo y la exigencia de reparación humana a cargo de las Instituciones Internacionales para terminar con la pobreza, la injusticia social y el preciso reparto de la riqueza. Los países desarrollados, entre ellos España, están obligados a trabajar para terminar seriamente con el desastre humano en estos países, en el lugar de origen y en los despachos responsables. De esta manera, con soluciones reales, hay que afrontar este desastre inhumano desde el humano. De lo contrario salvamos a unos y se nos ahogan otros. Un país cómo España, en situación crucial y crítica es imposible que acoja a tanta gente. Con paro juvenil del 40%, o más de cuatro millones de ciudadanos inactivos y con 'cola del hambre'. 

Es fanático y tendencioso señalar que; 'no se puede decir que es un problema social para Madrid, cuando no hay más de 200 inmigrantes neambulando por las calles de la ciudad', según estos cretinos con poder e influencia pública. Esto es hacer periodismo de café - teatro, hacer caja y mañana dos funciones. No practican el exámen de conciencia ni tienen la más mínima sensibilidad y respeto frente a la cámara del ente público. Es decir, costeado por los españoles, ya hartos de embustes, tretas politólogas y personajes que llegaron para cambiarlo todo y solo han prosperado ellos.

No es lógico que se dediquen a mentir y enviar mensajes subliminares cargados de odios hacía aquellos que no comulgan con sus propios intereses. Es un espacio televisivo desaprovechado y aburrido, no existe debate y solo se oye una exclusiva opinión coincidente con todos (y todas) los participantes en la tertulia, por lo que resulta monótono, insistente y suena a pedagogía doctrinal. 

Qué tipo de casting harán para elegir a los contertulios que al final del programa terminan sin saber qué decir y aquí paz y luego gloria. Tratan a la audiencia sencillamente a nivel de gilipollas, imponen un único criterio, nadie de la mesa de 'debate' piensa de otro modo ni existen criterios que coincidan con la audiencia en su más amplio espectro, sino solo hablan exclusivamente para sus correligionarios, ignorando la capacidad del espectador y negando el interés de análisis, ausentes de la realidad y sin que aporte ideas productivas para sobrellevar y superar la situación delicada de España. No sé qué país observan durante las 24/Horas. Estos tragapantallas no avistan el horizonte español más allá de 10 minutos y distraídos en el paisaje que le pintan. Para este viaje no se necesitan alforjas, mejor recuperar la publicidad comercial y al menos su coste no saldrá de las arcas públicas, las demás televisiones privadas repartirían el 'pastel' y no contarían con tantos dividendos para 'docuseries' de Rociíto y compañía. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?